El herido de bala en Ibiza sigue tres semanas después en la UCI en estado crítico

El hombre, de 33 años y origen rumano, fue trasladado desde Can Misses al hospital mallorquín de Son Espases por las heridas graves que presentaba

Entrada del servicio de Urgencias del Hospital de Son Espases.

Entrada del servicio de Urgencias del Hospital de Son Espases.

Ángela Torres Riera

Ángela Torres Riera

El hombre herido con dos balazos que abandonaron frente a la puerta de Can Misses en la madrugada del pasado 22 de junio sigue, tres semanas después, muy grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Son Espases de Mallorca.

El herido, de origen rumano y 33 años de edad, recibió dos tiros en la calle del Setmesó del barrio de sa Carroca, en Sant Jordi. Posteriormente, un coche, un Peugeot 3008 de color gris, lo dejó en Urgencias del Hospital Can Misses y huyó.

Los sanitarios intentaron reanimar al hombre, que entró en parada cardiorrespiratoria y ante su estado grave fue trasladado al hospital mallorquín, donde todavía se encuentra.

Investigación de la Guardia Civil

Por el momento, la Policía Judicial de la Guardia Civil continúa investigando el caso al determinarse que los tiros se habían producido en su demarcación. En un principio, fue la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policia Nacional la que se hizo cargo de la investigación.

Los días siguientes a los hechos, los agentes acudieron a varias viviendas de la zona para chequear las imágenes de las cámaras de seguridad privada y lograr esclarecer lo sucedido.

A pesar de que los disparos se produjeron, en un principio, no muy lejos del núcleo de casas de sa Carroca, ninguno de los vecinos se sobresaltó por las detonaciones del arma. «Es una zona muy tranquila, no se escucha lo que pasa ni siquiera en la casa de al lado, están todas muy apartadas las unas de las otras», explicó a este diario una de las vecinas.