Turismo

Los precios hoteleros subieron un 5% en junio, con una ocupación como la de 2023

Los picos de demanda se siguen produciendo los fines de semana, pero esta temporada se han ampliado hasta los lunes gracias «a un evento discotequero», destaca Alicia Reina

Los precios hoteleros subieron un 5% en junio, con una ocupación como la de 2023 | VICENT MARÍ

Los precios hoteleros subieron un 5% en junio, con una ocupación como la de 2023 | VICENT MARÍ

José Miguel L. Romero

José Miguel L. Romero

Los precios medios hoteleros en junio rondaron los 215 euros en Eivissa, 11 euros más (+5%) que en el mismo mes de 2023, según los datos apostados por el motor de reservas Neobookings, que, además, indican que durante la última semana de mayo y la primera de junio «se observó una reducción tarifaria de un 6,5%», si bien recuperaron fuelle a mediados de junio, según su CEO, José María Ramón.

Respecto al año pasado, las reservas del mercado español disminuyeron en junio un 9,6%, mientras que las del mercado francés cayeron un 4,7%. Por el contrario, los mercados alemán y neerlandés tuvieron un aumento del 5% y del 1,8%, respectivamente, según la información de Neobookings, que concluye que si se tienen en cuenta el total de reservas (de canales como Expedia o Booking.com), las de Eivissa acabaron el mes con un crecimiento del 0,91%, es decir, prácticamente las mismas que en 2023.

Cabe destacar que Eivissa cerró junio con un crecimiento del 5,98% de las ventas directas: «A pesar de la tendencia de reserva anticipada, con una media de 61 días de antelación, el 32% de las reservas confirmadas se realizaron durante el propio mes de junio, con un incremento significativo en la preferencia de última hora», indica Ramón. Disminuyó también la estancia media, que se colocó en 4,13 jornadas, ligeramente por debajo de las 4,17 de junio de 2023.

Por su parte, los precios medios en Formentera se mantuvieron estables respecto a los del año pasado, con una media de 255 euros por noche, 40 euros más que la media de Eivissa. No obstante, el total de reservas bajó un 7,4% en la pitiusa del sur, si se tienen en cuenta otros canales de venta. En esa isla, el mercado suizo experimentó un notable crecimiento, nada menos que del 14,8%, seguido por el mercado español, que tuvo un incremento del 5,6%. Por el contrario, el mercado italiano, el principal de la isla, experimentó una fuerte bajada: sus reservas cayeron un 23,8%.

Para el mes de julio, de momento «las noches de estancia en Eivissa están un 1% por debajo, en comparación con el mismo periodo del año pasado», mientras que el precio medio se sitúa en 276 euros, unos 10 euros más que en el mismo periodo del año pasado, según señalan desde Neobookings. Sin embargo, las reservas para agosto ya han aumentado un 10% en comparación con el mismo mes de 2023, con un precio medio de 313 euros, 27 euros más (+9,5%) que el año pasado. No obstante, estos precios pueden variar en función de cómo se desarrolle hasta entonces la temporada.

Y en el caso de Formentera, las noches de estancia han aumentado, de momento, un 2% con respecto al año pasado. El precio medio es, también de momento, de 358 euros, cuatro euros más que en 2023. Y para agosto se prevé un crecimiento significativo del 38% de las noches de estancia.

Fines de semana «estirados»

Alicia Reina, presidenta en Balears de la Asociación Española de Directores y Directivos de Hotel (AEDH), considera que la temporada «aún hay que pelearla, queda mucho por hacer». Cree que en junio, coincidiendo con los datos de Neobookings, se superó ligeramente la ocupación y la rentabilidad de 2023, si bien hubo alojamientos que «no tuvieron un buen mes». Fue bueno, «pero sin la euforia que había al principio». El Europeo de fútbol y otros eventos «han restado demanda», afirma.

Para julio prevé, como en junio, picos de ocupación, que han variado respecto a otros años. Si antes se producían el fin de semana entre el viernes y el domingo, ahora «se han estirado» de viernes a lunes, una ampliación que Reina considera que se debe «a algún evento discotequero». Y eso ha provocado que la tarifas durante esos días se hayan visto incrementadas, «con diferencias muy muy pronunciadas respecto a las que hay de martes a jueves, que bajan fuertemente». Los hoteleros están intentando desplazar la demanda a estas últimas fechas, por haber en ellas mayor disponibilidad.

«Excesivo optimismo»

Reina advierte de que se repite lo sucedido en 2023: hubo «un excesivo optimismo» inicial, que ahora «se está deshinchando poco a poco», que provocó que muchos empresarios empezaran «con precios desorbitados» que, ahora, «al no estar llenos», han tenido que «moderar, incluso bajar por los suelos, para acomodarse a la elasticidad del mercado». De ahí que se estén lanzando «ofertas importantes, sobre todo empaquetadas, para hacerlas opacas y que no canibalicen la venta anticipada». También indica que se están haciendo «importantes inversiones en campañas de marketing con el fin de captar la venta directa».

La hotelera ibicenca estima que «no es normal» que aparentemente parezca que la isla «está absolutamente llena, sobre todo por el tráfico que hay en carretera», mientras que a su sector «le cueste llenar y obtener los resultados esperados inicialmente», algo que achaca a la competencia desleal y al intrusismo de los pisos turísticos.

Suscríbete para seguir leyendo