Trabajo

La patronal Pimeef alerta de un creciente absentismo laboral

El presidente de los pequeños y medianos empresarios, Alfonso Rojo, habla de un abuso en este sentido y de las consecuencias para el resto de empleados

Imagen de archivo de Alfonso Rojo, presidente de Pimeef, en una sala de Diario de Ibiza.

Imagen de archivo de Alfonso Rojo, presidente de Pimeef, en una sala de Diario de Ibiza. / Toni Escobar

Toni Escandell Tur

Toni Escandell Tur

El absentismo laboral y los problemas que genera este fenómeno en un contexto de falta de mano de obra en las Pitiusas fue uno de los asuntos que trataron ayer representantes de la pequeña y mediana empresa en la Asamblea General Ordinaria de la Pimeef, que se celebró por la mañana en la sede de la patronal en la Avenida España (Vila). Perciben que esta problemática ha ido a más y, a menudo, sin una mayor justificación.

Además de los puntos ordinarios del orden del día, como la aprobación de la Memoria de Actividades del ejercicio 2023; del Balance y Cuenta de Resultados de dicho año; y del presupuesto para 2024, esta asamblea también sirve «para ponerse al corriente del estado actual de los compañeros y de la temporada», en palabras del presidente de la Pimeef, Alfonso Rojo. «Más o menos los compañeros están bien, contentos con la actividad, pero se ha destacado el problema de la falta de personal, de poder completar las plantillas y, por ahondar un poco, hemos tratado la problemática del absentismo laboral, que es uno de los aspectos que más nos preocupa, porque toca bastantes vertientes de la marcha de la empresa», explicó Rojo ayer por la tarde. Lamentó que este problema ha ido a más en los últimos años: al parecer, una parte de los empleados avisa a las empresas en el último momento de que no puede acudir a su puesto de trabajo.

«Falta de arraigo»

«Puede que esto, en una situación normal, no hiciese mucho daño al resto de la operativa, pero si ya tienes las plantillas ajustadas, el absentismo genera bastantes problemas. Solo puedes cubrir esa baja con el resto del equipo. Está siendo muy complicado, al final se te descoloca todo», asegura Rojo. Esto ocurre en algunos casos de trabajadores que —prosigue Rojo— no están arraigados a su puesto o al sector correspondiente: «Hace tiempo que los empresarios detectamos que una parte de los puestos se cumplen con personal que, aunque a lo mejor esté en comercio o en restauración, éste no es su perfil de empleo y simplemente está ahí porque necesita trabajar de algo».

En este sentido, critica que dichas ausencias recaen en el resto de los trabajadores, ya que «difícilmente se deja de hacer una actividad porque una persona haya faltado a su puesto; será otro compañero quien tenga que suplir esa actividad, incluso hasta dejando de hacer la operativa normal del día». «La gente ya no tiene ese arraigo, esa responsabilidad de equipo. Es una queja recurrente de los empresarios. Cada vez se está utilizando más por una parte de los empleados, ni mucho menos la gran mayoría», subraya.

Desde Pimeef intuyen un cierto abuso en este sentido: «Se nota que a la mínima que alguien tiene el más mínimo problema, ese día no va a trabajar y se comunica a la empresa al momento. Cualquier leve dolor, cualquier leve malestar... Nos estamos encontrando con el ‘No me encuentro bien, no voy a trabajar y si persiste ya iré al médico dentro de dos días’».

En cuanto a la dificultad para completar plantillas, el presidente de la Pimeef comenta que «quienes más lo van a sufrir serán los empresarios que necesiten más especialistas, bien sean mecánicos, electricistas u otros perfiles», ya que requieren una formación especializada previa. «Las posiciones que más cuesta completar son las de personal cualificado. En los casos de los que se completan con personal no cualificado, hay que ir formando a esa gente durante una parte del tiempo del contrato», añade.

Suscríbete para seguir leyendo