Escolarización

Educación permite ocupar las plazas reservadas al refuerzo educativo

La medida se aplica de forma extraordinaria el próximo curso por la demanda en los centros, excepto en el municipio de Eivissa y la zona A de Sant Antoni

Clase de un colegio de Eivissa

Clase de un colegio de Eivissa / Daniel Espinosa

Isaac Vaquer

Isaac Vaquer

La conselleria balear de Educación y Universidades autorizará para el curso 2024/2025 la ocupación por parte del alumnado ordinario de las plazas reservadas para escolares con necesidades específicas de apoyo educativo en todos los niveles de la enseñanza.

Esta medida permitirá que muchos alumnos que normalmente se quedarían sin plaza debido a esta reserva o tendrían que optar a una opción de centro distinta de la preferente indicada en su solicitud, puedan quedarse con esa primera opción.

La medida, sin embargo, no se aplica a las plazas de 4º de educación Infantil (3 años) en el municipio de Ibiza y en la zona A de Sant Antoni (el núcleo urbano).

Según indica la conselleria, en ambos municipios se han podido determinar las necesidades específicas de apoyo educativo de los alumnos que se tendrán que incorporar el próximo curso y se considera necesaria esta reserva.

Paradójicamente, el municipio de Ibiza es uno de los más tensionados por el exceso de demanda de escolarización en comparación con las plazas ofertadas cada año.

Además, Ibiza es la isla en la que más alumnos se han quedado sin su primera opción de centro (el 11%). En todos los niveles educativos, 367 alumnos se han quedado provisionalmente sin plaza en la primera adjudicación.

Situación excepcional

La resolución de la directora general de Planificación y Gestión Educativas, publicada en el Butlletí Oficial de les Illes Balears (BOIB) para su aplicación justo el día antes de la publicación de las listas definitivas de escolarización, explica que esta reserva de plazas es de entre cuatro y cinco en el caso de los alumnos de 4º de Infantil y de entre cinco y siete en el resto de niveles.

La resolución señala la importancia de hacer esta reserva para poder integrar a los alumnos extranjeros que se incorporan a las aulas de los centros educativos de Balears y que necesitan un refuerzo al no conocer el castellano o el catalán.

Es por ello que, para que la escolarización de estos alumnos se reparta de forma equilibrada entre los centros, existe un número determinado de plazas que se reservan a alumnos con necesidades especiales de apoyo educativo.

Sin recursos

Sin embargo, la conselleria advierte de que durante el proceso de solicitud de escolarización para el curso que viene, «muchos municipios no disponen de los recursos humanos necesarios para diagnosticar a estos alumnos en el inicio de su etapa escolar en 4º de educación Infantil».

Esto supone que la reserva de plazas represente un impedimento para «un número considerable de centros que ve cómo no se ocupan» finalmente todas.

La normativa establece que este cupo de plazas no pueda ser destinado al alumnado ordinario, lo que provoca que haya disponibles y alumnos que temporalmente se queden sin sitio por este motivo.

Suscríbete para seguir leyendo