Las playas de Ibiza y Formentera retrocederán entre siete y 50 metros hasta final del siglo

El Informe Mar Balear 2024 advierte de los efectos que el incremento del nivel del Mediterráneo tendrá en las islas

La subida del mar Mediterráneo hará desapareccer playas de las Pitiusas

La subida del mar Mediterráneo hará desapareccer playas de las Pitiusas / DI

E.Press

El Informe Mar Balear 2024 advierte de que el incremento del nivel del mar en el Mediterráneo producirá a finales del siglo un retroceso de las playas de Baleares de entre siete y 50 metros.

Así se desprende del informe, que ha actualizado los 27 indicadores que lo conforman, en colaboración con Ecodes y el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, según han informado este viernes desde el proyecto Informe Mar Balear.

En detalle, el estudio expone que el mar Mediterráneo se está calentando a un ritmo mayor que la media global y, en Baleares, el calentamiento del agua superficial ha sido de 1,6 grados en los últimos 42 años.

Este aumento de la temperatura está asociado al incremento del nivel del mar que, en el Mediterráneo occidental, ha sido de 18,5 centímetros en los últimos 139 años. En esta línea, la subida del nivel del mar podría ser de entre 55 y 76 centímetros a finales de siglo. Teniendo en cuenta que las Islas son «especialmente vulnerables» a la subida del nivel del mar porque presentan una gran longitud de costa, el incremento produciría un retroceso de las playas de Baleares de entre siete y 50 metros.

Igualmente, señalan que el aumento de la temperatura tiene «graves consecuencias» sobre los hábitats y las especies marinas que habitan el mar balear. Precisamente, se han observado mortalidades masivas de corales y gorgonias.

Las gorgonias de Ibiza, en peligro

El Informe Mar Balear de este año sitúa la gorgonia roja como una de las más amenazadas por este calentamiento. Concretamente, las poblaciones en Ibiza y Cabrera están «muy afectadas» por el aumento de temperatura, provocando que no pueda vivir en aguas más someras y sólo se encuentre a mayor profundidad.

Por otra parte, el coral bambú vive hasta a menos de 1.000 metros de profundidad y se encuentra en grave peligro de extinción. Aun así, han destacado que en zonas sin pesca de arrastre del mar balear se pueden encontrar una de las poblaciones más densas del Mediterráneo.

El informe también indica que entre 2019 y 2023 se han localizado un total de 11 nidos de tortugas bobas o comunes en playas de Baleares. Estos nuevos nidos pueden deberse a los efectos del calentamiento global.

Así, las tortugas podrían estar intentando prevenir los efectos sobre la proporción de sexos -a mayores temperaturas nace un porcentaje mayor de hembras, mientras que a temperaturas más bajas nacen más machos- nidificando en zonas más frías. Por otro lado, los datos de la Fundación Palma Aquarium recogidos en el informe muestran que la principal causa de varamiento de tortugas marinas es el enmallamiento en plásticos o artes de pesca fantasma.

Otra cuestión observada es la colonización del mar balear por diversas especies exóticas, algunas de ellas con carácter invasor. La mayoría de estas especies son de origen tropical y subtropical, lo que contribuye a la tropicalización del Mediterráneo.

Cabe señalar que el Informe Mar Balear es un proyecto colaborativo del que forman parte todas las instituciones de investigación marina de las islas, el Govern y entidades públicas y privadas relacionadas con el medio marino. El objetivo es recopilar la mejor información disponible sobre el mar Balear para guiar la toma de decisiones en base a datos científicos.