Parlament

Todos los partidos menos Vox se comprometen a promover la lucha contra la homofobia

La izquierda y el PP se unen para leer un manifiesto con motivo del Día del Orgullo LGTBI, que se conmemora el 28 de junio, un acto en el que la ultraderecha no participa

Las formaciones leyendo el manifiesto antes de arrancar el pleno.

Las formaciones leyendo el manifiesto antes de arrancar el pleno. / Guillem Bosch

E.P./J.B.

Antes de arrancar un pleno envuelto en polémica por la figura de Le Senne, la izquierda y el Partido Popular se unieron ayer para leer un manifiesto con motivo del Día del Orgullo LGTBI, que se conmemora el próximo 28 de junio, en el que se comprometen a promover la lucha contra la homofobia y cualquier otra manifestación contra la igualdad y la dignidad. Un acto en el que Vox decidió no participar.

El escrito, impulsado por el PP y con las firmas también del PSIB, Més per Mallorca, Més per Menorca, Unidas Podemos y Sa Unió, manifiesta la «especial preocupación» ante el repunte de discursos de odio y condena «enérgicamente» cualquier ejercicio de discriminación contra las personas LGTBIQ+ y sus derechos fundamentales. Igualmente, trasladan su «firme compromiso» de apoyo y visibilidad a la lucha de las asociaciones LGTBI y a todas las acciones que tengan la finalidad de promover la igualdad, así como el compromiso de continuar impulsando la sensibilización hacia una «igualdad real y efectiva», de promover políticas públicas para superar situaciones discriminatorias y trabajar para la visualización, entre otros compromisos.

La lectura del manifiesto se enmarca en una polémica entre el presidente del Parlament, Gabriel Le Senne, y los populares, a cuenta de la colocación de la bandera LGTBI en la fachada del Parlament con motivo del Día del Orgullo.

Cabe recordar que Le Senne llegó a calificar de traición el voto favorable de los representantes del PP en la Mesa a la colocación de la enseña arcoíris y que desde el PP se desacreditó al presidente de la Cámara, de quien se dijo que no podía manejar la institución como «su cortijo».

Por su parte, el Ayuntamiento de Palma desplegará la bandera LGTBI en el balcón de Cort el próximo 28 de junio, Día del Orgullo. La regidora de Servicios Sociales y Participación Ciudadana, Lourdes Roca, atajó cualquier polémica al confirmar ayer que la enseña del arcoíris colgará en el Consistorio. El anuncio se produjo durante la votación de una proposición conjunta del PSOE, Més per Palma y Podemos en la que plantean una docena de propuestas para que el Ayuntamiento se sume a esta celebración y defienda al colectivo contra actitudes de odio o violencia. El equipo de gobierno dio apoyo a diez de los doce puntos de la moción. n