Seguridad

El Ejército, con el punto de mira en sa Talaia

La Compañía de Mando y Apoyo del Batallón Filipinas visita Ibiza con un triple objetivo de vigilancia, presencia y disuasión

El Ejército, con el punto de mira en Ibiza.

Toni Escandell Tur

Toni Escandell Tur

Toni Escandell Tur

La Compañía de Mando y Apoyo del Batallón Filipinas visitan Ibiza con un triple objetivo de vigilancia, presencia y disuasión, para asegurar la presencia del Ejército de Tierra a través de la Comandancia General de Balears. Alojados en la residencia Militar ‘Héroes de Filipinas’ en Sant Antoni y es Soto, se han desplazado por toda la isla.

Son las cinco y cuarto de la tarde y justo al lado de la piscina municipal de Sant Josep, un fornido grupo de personal de tropa y cinco vehículos ligeros del Ejército de Tierra consiguen llamar la atención de varios ciudadanos que se encuentran en esta parte de la isla en la tarde del jueves.

A un lado, un hombre adulto y un adolescente miran casi sin pestañear. «Ya me pareció verlos el otro día en otra parte», comenta un vecino que pasa por allí. Esta semana muchos habrán podido toparse con ellos. Se trata de la visita de una sección con dos pelotones de la Compañía de Mando y Apoyo del Batallón Filipinas, perteneciente al Regimiento de Infantería Palma 47. Tiene sede en Mallorca y se ha trasladado a Ibiza para llevar a cabo un ejercicio de liderazgo ‘Exalid’. Llegaron el lunes y hoy regresan a su base en la isla vecina. Un 7% son mujeres.

«Queremos dar una sensación de normalidad a la población civil, porque siempre que nos ven se piensan que ha pasado algo [malo o peligroso] y ésta es una cultura que se pretende cambiar desde el Ejército», explica el teniente Ángel Menoyo Belloso, quien añade que aprovechan para hablar con la gente, que les trasladan sus inquietudes. «Luego lo recopilamos todo en nuestros informes y se lo pasamos a nuestra cadena de mando», detalla, acompañado, a su izquierda, por el sargento primero Juan José Jiménez Guerrero.

Se trata, al fin y al cabo, de que la ciudadanía pueda conocer mejor a la institución del Ejército, «una herramienta del Estado para garantizar la seguridad de España y los españoles». «Venimos con un triple objetivo de vigilancia, presencia y disuasión. Estos días se ha materializado realizando marchas a pie, motorizadas, reconocimientos de zonas de interés militar y ahora [ayer por la tarde] tenemos el reconocimiento de la zona de sa Talaia», añade el teniente pocos minutos antes de que sus subordinados se suban a los vehículos, con los que llegan, tras un largo camino de tierra con algunos desniveles, hasta la parte más alta. En una tarde totalmente soleada tras la lluvia de barro de la noche anterior.

El objetivo es reconocer sa Talaia «para estudiar la idoneidad de montar allí un puesto de vigilancia en el futuro». Se trata de comprobar «si se pueden cubrir los 360 grados, 180, 90... y repartir los sectores, ver si los árboles no obstruyen».

La característica principal del territorio de Ibiza, añade el teniente, es la «gran cantidad de visitantes» que recibe en esta época del año. La masificación de la que tanto hablan ciudadanos e instituciones. «Esta mañana [la de ayer jueves] hemos estado en la zona oeste con una marcha motorizada, y el día anterior en la zona este. También hemos visitado los ayuntamientos de Ibiza, Sant Antoni y Santa Eulària. Las autoridades civiles nos han trasladado sus inquietudes, agradecido nuestra presencia y animado a que vengamos en más ocasiones, porque entre sus problemas, aparte de la vivienda, se encuentra el de la seguridad», agrega.

«Ahora estamos en un periodo de transición entre el antiguo Plan Vigilante Balear, más encaminado a la seguridad en los montes contra los incendios, el tráfico de pateras... Y en este caso estamos más enfocados en la vigilancia, presencia y disuasión», concluye el teniente.

Suscríbete para seguir leyendo