Las claves

Doce nuevos policías locales en Ibiza para plantilla que se queda corta

El equipo de gobierno de Ibiza se marca como objetivo llegar a una plantilla de 150 efectivos, cuando ahora no llega a un centenar

Imagen de la última edición del Día de la Policía Local de Eivissa en la extensión de la UIB. | MARCELO SASTRE

Imagen de la última edición del Día de la Policía Local de Eivissa en la extensión de la UIB. | MARCELO SASTRE

Josep Àngel Costa

Josep Àngel Costa

Al igual que los ayuntamientos de Sant Josep y Sant Antoni, tal y como han reconocido esta semana sus respectivos alcaldes, Vila también adolece de una Policía Local que no está adaptada a las necesidades actuales del municipio. En estos momentos, este cuerpo de seguridad cuenta con 94 efectivos y 32 vacantes, ya que la plantilla está dimensionada en 126 agentes.

El alcalde, Rafael Triguero, ha admitido este viernes, durante el balance de su primer año de mandato, que «se ha de tener una plantilla de hasta 150 policías». De momento, el Ayuntamiento ha reforzado el cuerpo con doce nuevos agentes, que empezarán su labor en periodo de prácticas a partir del próximo mes de julio. En estos momentos, está abierta la convocatoria para cuatro plazas de oficial de la Policía Local. Este mismo lunes se examinan 15 candidatos para las dos plazas de promoción externa y otros nueve para otras dos de promoción interna.

"Tenemos claro que debemos estructurar la Policía Local y la dotaremos de un inspector y subinspectores"

«Las policías locales necesitan una estructura para ser más eficientes y nosotros nos encontramos un cuerpo desestructurado», aseguró el alcalde. «Tenemos claro que debemos estructurarlo y lo doraremos de un inspector y subinspectores». Además, el alcalde se plantea incorporar la figura de mayor para la Policía Local de Ibiza en los próximos años.

Agentes cívicos

Otra de las novedades implantadas en el municipio este año es un grupo agentes cívicos, que se ha iniciado con diez plazas. Este personal tiene la misión de informar a los ciudadanos en la calle y espacios públicos y vigilar para que se cumplan las ordenanzas municipales.

Ahora se puede multar con 2.000 euros el depósito de una bolsa de basura fuera del contenedor o arrojar una colilla en la acera

Así, estos últimos días, este equipo se ha encargado de recorrer las playas de ses Figueretes, Talamanca y Platja d’en Bossa para repartir ceniceros y evitar que se arrojen colillas en la arena. El Ayuntamiento acaba de convocar una nueva bolsa de trabajo para cubrir con carácter temporal las funciones de agente cívico.

Por otra parte, Vila también ha endurecido las sanciones por incumplimiento de la ordenanza municipal de residuos y limpieza viaria, y ahora se puede multar con hasta 2.000 euros el depósito de una bolsa de basura fuera del contenedor o arrojar una colilla en la acera. La modificación de esta norma también obliga a los propietarios de perros a llevar una botella para limpiar los orines de sus mascotas en la calle.

Suscríbete para seguir leyendo