El Ayuntamiento de Ibiza busca nuevos agentes cívicos para controlar que se cumplen las ordenanzas

El Ayuntamiento convoca una nueva bolsa de trabajo para estos puestos, que velan por el cumplimiento de ordenanzas y pueden levantar actas sancionadoras

Agentes cívicos en el paseo de Vara de Rey. | CÉSAR NAVARRO

Agentes cívicos en el paseo de Vara de Rey. | CÉSAR NAVARRO

El Ayuntamiento de Ibiza ha convocado una nueva bolsa de trabajo de agente cívico mediante el sistema de concurso-oposición «para cubrir con carácter temporal necesidades urgentes de prestación de servicios» al Consistorio, tal y como se indica en las bases, publicadas este jueves en el Boletín Oficial de las Illes Balears (BOIB). La misión de este cuerpo, que se puso en marcha hace apenas unos meses, es velar por el cumplimiento de ordenanzas, sobre todo relacionadas con la limpieza. Realizan un trabajo disuasorio e informativo en comercios, restaurantes y cafeterías, y, de hecho, pueden levantar actas sancionadoras. «El puesto de trabajo de agente cívico realiza las tareas derivadas de informar al ciudadano sobre las ordenanzas municipales, así como las de vigilancia, inspección y control del cumplimiento de las mismas en el espacio público», detallan las bases.

Las solicitudes deben presentarse telemáticamente en la sede electrónica del Ayuntamiento o en su Registro Electrónico General, dentro del plazo de diez días hábiles a partir del día siguiente de la publicación de la convocatoria en el BOIB; y han de dirigirse a Alcaldía-Presidencia de la corporación. Los aspirantes deben «estar en posesión del título de certificado de escolaridad o equivalente, o en condiciones de obtenerlo en la fecha en que finalice el plazo de presentación de solicitudes». «En el caso de titulaciones expedidas en el extranjero, deberá aportarse la correspondiente homologación del Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes, o de una universidad española», indica la convocatoria publicada en el BOIB. Entre otros requisitos de diferente índole, también se pide contar con el permiso de conducir B. Los candidatos deben aportar una serie de documentos, entre ellos, un currículum y los papeles que acrediten su experiencia laboral.

Los aspirantes deben estudiar cinco unidades que versan sobre ordenanzas municipales de Vila

El proceso selectivo se divide en dos vertientes. La primera, la fase de oposición, que «consiste en la realización de una prueba teórico-práctica o ejecución de uno o varios trabajos propuestos por la Comisión de Valoración y relacionados con las tareas propias de la plaza y el temario», que queda especificado en el Anexo I de las bases. «En este ejercicio se valoran las habilidades y destrezas de las personas aspirantes en tareas propias del puesto de trabajo. El ejercicio se valora de 0 a 30 puntos y es necesario obtener un mínimo de 15 puntos para superarlo». Hay cinco temas: la ordenanza para fomentar y garantizar la convivencia ciudadana y conductas cívicas en el espacio público de Ibiza, la ordenanza reguladora de los horarios de los establecimientos, espectáculos y actividades recreativas, la de publicidad en el municipio, la de uso y aprovechamiento de las playas y puntos de baño del municipio de Ibiza; así como la ordenanza reguladora sobre la tenencia y protección de animales.

En segundo lugar, en la fase de concurso la Comisión de Valoración debe analizar los méritos de cada aspirante en términos de experiencia profesional, académicos, acciones formativas y conocimientos de la lengua catalana. El procedimiento se completa con un período de prueba que dura cuatro meses a contar desde el día siguiente de la toma de posesión.