Urbanismo

Exigen paralizar unas obras sin licencia en la azotea de un edificio de Ibiza

Más de una veintena de residentes del Azteca insisten al Ayuntamiento que precinte los trabajos, que aseguran que no tienen licencia

Detalle de la construcción, cuyos muros los vecinos aseguran que ya están enlucidos.

Detalle de la construcción, cuyos muros los vecinos aseguran que ya están enlucidos. / DI

César Navarro

César Navarro

Más de una veintena de vecinos del complejo residencial Azteca, situado entre las avenidas de Joan Carles I y 8 d’Agost de Ibiza, en la calle Joan Marí Cardona, una de las zonas más cotizadas de la capital, han denunciado en reiteradas ocasiones ante el Ayuntamiento las obras presuntamente ilegales que está llevando a cabo en la cubierta una de las residentes, que además es la presidenta de la comunidad de vecinos.

El día 22 del pasado mes de mayo, los vecinos, «hartos» y preocupados, presentaron un escrito en el Ayuntamiento en el que explicaban que en la cubierta del ático 160 del bloque I del complejo Azteca, «se estaban realizando obras sin contar con las preceptivas autorizaciones». Al parecer, se iniciaron entre el 15 y el 17 de ese mes. Los vecinos confirmaron ayer que los trabajos siguen en marcha.

Posteriormente, el 3 de este mes de junio, los mismos vecinos de este complejo residencial presentaron un segundo escrito, a través de la abogada Àngels Planells Torres, advirtiendo de que estos trabajos, al parecer de un habitáculo, «continuaban a buen ritmo». «Dichas obras siguen en ejecución sin que le conste a esta parte que se haya procedido al precinto, como procede conforme a lo dispuesto en el artículo 187.3 de la LUIB (Ley de Urbanismo de Balears), atendiendo al incumplimiento de la orden de paralización».

En concreto, este punto de la ley determina: «Cuando un acto de parcelación urbanística, de urbanización, de construcción o de edificación y de instalación, o cualquier otro de transformación o de uso del suelo, del vuelo o del subsuelo que esté sujeto a cualquier aprobación o licencia urbanística o comunicación previas, se realice, ejecute o desarrolle sin estos títulos habilitantes o, en su caso, sin orden de ejecución, o contraviniendo las condiciones, el órgano administrativo competente ordenará, en todo o en la parte que proceda, la suspensión inmediata de las obras o el cese del acto o el uso en curso de ejecución, de realización o de desarrollo, como también el suministro de cualesquiera servicios públicos».

Por todo ello, los denunciantes advertían en esta segunda comunicación al Ayuntamiento de que «está consintiendo la finalización de unas obras ilegales e ilegalizables».

Además, y pese a «tener la evidente condición de parte interesada, toda vez que los volúmenes [que se están construyendo presuntamente sin licencia] en ejecución se ubican en la cubierta del edificio, siendo ésta un elemento común», critican que por parte del Consistorio «no se nos ha dado parte de ninguna de las actuaciones llevadas a cabo (...) en el expediente». Por este motivo, «reiteraron la solicitud de traslado de todas las actuaciones efectuados por parte del Ayuntamiento» en relación a las obras que denuncian.

En esta nueva comunicación, insistían en exigir que se ordenara la paralización de los trabajos.

Exigen paralizar las obras

Los vecinos aseguran que no entienden por qué el Consistorio no actúa ante la «evidencia» de unos obras ilegales en la azotea de un edificio, sobre todo después de las continuas comunicaciones en las que le han dado puntual información de ello. Tampoco que no se les informe de las posibles actuaciones que se deriven de la incoación de este expediente de disciplina urbanística.

Es en un tercer escrito, con fecha del pasado miércoles 12 de junio, cuando recuerdan al Consistorio que había ordenado «orden de paralización de las obras en ejecución», y que además «fue notificada a las personas responsables de la ejecución» de estos trabajos.

Imagen cedida por vecinos en la que se ve a personas en la azotea.

Imagen cedida por vecinos en la que se ve a personas en la azotea. / DI

«Una vez más, los vecinos [del complejo Azteca] venimos a poner en conocimiento de esta Administración el incumplimiento de la orden de paralización», y añadían que «la inactividad» del Ayuntamiento «frente a la ejecución de unas obras ilegales e ilegalizables, está permitiendo la consolidación de un ilícito de la que pueden derivarse responsabilidades».

También lamentan que han llamado en varias ocasiones a la Policía Local para denunciar las obras, y que incluso las han visitado celadores municipales, que según critican, concluyeron que los trabajos «no habían avanzado nada en un mes», algo que en ese momento, el pasado 12 de junio, era «totalmente falso».

De hecho, aseguran que había entonces «siete trabajadores» en las obras denunciadas y que los muros ya estaban «enlucidos» y no con los ladrillos vistos como en las primeras semanas.

Este diario requirió información al Ayuntamiento sobre estas denuncias el pasado jueves 6 de junio. Al no obtener respuesta, insistió este mismo martes, también sin éxito. Tampoco pudo contactar con la vecina denunciada para que ofreciera su versión.

Suscríbete para seguir leyendo