Accidentes

CCOO: «Endesa está tapando algo raro del accidente laboral en la central de Ibiza, pero no sabemos qué»

Representantes sindicales critican la «falta de transparencia» de la empresa respecto al accidente laboral, que achaca a una imprudencia

La central eléctrica de Endesa, ubicada en el polígono de es Gorg de Vila, en una imagen de archivo.

La central eléctrica de Endesa, ubicada en el polígono de es Gorg de Vila, en una imagen de archivo. / J.A.RIERA

Ángela Torres Riera

Ángela Torres Riera

Representantes del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) en las Pitiusas y Balears señalan que la compañía eléctrica Endesa ha manejado con «sumo cuidado» desde el principio la información relacionada con el accidente laboral que tuvo lugar el pasado 7 de junio y en el que resultaron heridos graves tres trabajadores. La comisión de investigación del accidente, integrada por el sindicato, la empresa y el Servicio de Prevención Mancomunado, se reunió ayer para esclarecer conjuntamente las causas del suceso.

Por su parte, desde CCOO critican el «oscurantismo» por parte de Endesa desde que se iniciara la investigación sobre el caso y muestran sus sospechas: «Estan tapando algo raro, pero no sabemos qué es. Desde el principio han intentado no soltar información y ahora responsabilizan a los trabajadores», apunta Consuelo López, secretaria general del sindicato en Ibiza y Formentera.

Por el momento, en CCOO tan solo tienen constancia de que existe un documento interno de comunicación de incidentes y que está en manos de los delegados de prevención de riesgos laborales. La compañía, hasta ahora, ha explicado que el accidente se produjo en una zona cedida a la UTE (Unión Temporal de Empresas) que se encarga del desmantelamiento de grupos antiguos fuera de servicio en el perímetro de la central.

Al parecer, según informaron el lunes desde el área de comunicación de Endesa, los tres operarios resultaron heridos cuando uno de ellos decidió llevar a cabo una tarea «que no le había sido encomendada».

El trabajador se dispuso (según la versión de la compañía) a cortar un metal con una radial y las chispas provocaron una deflagración al estar sus compañeros trabajando justo al lado con productos disolventes para limpiar un tanque. Esta atmósfera de gases junto con las chispas provocó esta explosión que causó quemaduras a los tres operarios, quienes acudieron luego por su propio pie al Hospital Can Misses en lugar de llamar a los servicios de emergencias.

Dos de ellos han recibido el alta en estos últimos días y el tercero, que presentaba quemaduras de segundo grado en el 45% de su cuerpo y fue trasladado al Hospital La Fe de Valencia, permanece estable dentro de la gravedad y seguirá ingresado, por lo menos, hasta el viernes, señalan desde el centro hospitalario. n