Sucesos

Requisan a un joven de Ibiza un kit de barbería por cortarle el pelo a su amigo en público

Dos agentes de la Policía Local de Sant Antoni se incautaron el material tras recibir un aviso por parte de un vecino de la zona

La Policía Local requisa un kit de barbería a un joven en Sant Antoni

La Policía Local requisa un kit de barbería a un joven en Sant Antoni / TikTok

Ángela Torres Riera

Ángela Torres Riera

La diversión de dos amigos y compañeros de instituto de Sant Antoni se terminó cuando dos agentes de la Policía Local de Sant Antoni se acercaron al lugar donde uno le estaba cortando el pelo al otro. Estaban junto al mar y le requisaron un kit de barbería de su propiedad.

«Lo hago por afición, porque me gusta, y practico con mis amigos», cuenta David, de 18 años, a este diario. El joven se compró un kit de barbería por Internet con todo lo necesario para ir practicando. «Me costó unos 150 euros», continúa.

Hace alrededor de quince días estaba cortándole el pelo a un compañero suyo de clase junto al paseo marítimo de Sant Antoni, cerca del Far de ses Coves Blanques, cuando dos agentes de la Policía Local del municipio se les acercaron en bicicleta y les llamaron la atención.

Al parecer, la patrulla recibió un aviso -según cree el joven- por parte de un vecino de la zona que vio lo que hacían y decidió contactar con el cuerpo de seguridad.

A su llegada, los agentes les pidieron la documentación y les advirtieron de que lo que estaban haciendo estaba prohibido, a lo que los dos jóvenes reaccionaron con sospresa.

«Me empezaron a preguntar para qué empresa trabajaba y si era mi trabajo», cuenta David, estudiante de un FP de informática: «Les expliqué que no, que era un amigo mío y que lo hacía por placer, también que no cobraba ni nada parecido, pero no se lo creyeron», prosigue. También se mostraron incrédulos, añade, cuando les indicó que eran amigos e iban juntos al instituto.

La secuencia quedó grabada en el móvil de David, quien de vez en cuando sube contenido en la red social TikTok. Muchos de sus vídeos muestran su proceso de aprendizaje cortándose el pelo a sí mismo y a gente de su entorno, en ocasiones en lugares «random», aunque este ha superado con creces al resto en repercusión.

La mayoría de los comentarios recibidos son de asombro ante la situación, aparentemente legal, y las medidas adoptadas por parte de los dos policías municipales. «¿No puede uno ni practicar con su amigo?», pregunta indignado uno de los usuarios. «¿Está permitido respirar en España?», ironiza otra seguidora.

Material requisado

Los dos agentes se incautaron finalmente del kit de barbería con todos los artículos y le comunicaron que al día siguiente acudiera a la comisaría de Sant Antoni para recuperarlo.

«Fui, y una vez allí me dijeron que no, que tenía que esperar a que me llegara una sanción a mi casa por parte del Ayuntamiento», relata. Sin embargo, al joven le extrañó, ya que los policías no le habían puesto ningún tipo de multa.

«Por el momento, en estas dos semanas, he ido mirando el buzón y no me ha llegado nada», observa David, quien asegura que él y su amigo procuraron buscar un lugar en el que no molestaran para disfrutar de su afición. Además, señala que llevaban una bolsa para «no ensuciar».

«A partir de ahora, como ya sé que no les gusta, pues no volveré a cortar el pelo en lugares públicos, aunque sea solo un hobby», lamenta.