Wyoming, sobre el precio de la vivienda en Ibiza: "Especuladores 'in' y los ibicencos 'out'"

El presentador, atónito al conocer que en la isla se alquilan habitaciones por más de 1.000 euros

El Gran Wyoming

El Gran Wyoming / ATRESMEDIA

La crisis habitacional que vive Ibiza es un problema que ha saltado de los medios de comunicación locales a los nacionales. Los altísimos precios del alquiler, los abusos de los propietarios, la proliferación de caravanas y chabolas donde viven cientos de trabajadores... Todas estas circunstancias han llamado la atención de todos los españoles.

Uno de los últimos programas en hacerse eco de este grave problema local ha sido El Intermedio, de La Sexta. El pasado jueves, la copresentadora Sandra Sabatés hablaba de Ibiza y de cómo el turismo de masas está tensionando el mercado de la vivienda hasta hacerlo inaccesible para la población local.

Según la información de la periodista, el 62% de las habitaciones en alquiler en Ibiza superan los 1.000 euros mensuales, "un coste inasumible para los vecinos que residen allí todo el año y para los trabajadores del sector turístico", explicaba Sabatés.

Ante este dato, Wyoming mostraba su más absoluta perplejidad por este dato: "Antes Ibiza era la isla de los hippies y el chill out. Ahora, con estos precios de la vivienda se ha convertido en la isla de los especuladores in y los ibicencos out", comentó con ironía el presentador.

Habitaciones a 1.000 euros... y al doble

La locura del precio de las habitaciones en alquiler en Ibiza parece no encontrar límite. Recientemente, en una popular plataforma de alquiler se anunciaba el alquiler de una habitación "pequeña y amueblada" por 2.240 euros al mes más dos meses de fianza (lo que requiere un desembolso de 6.720 euros para entrar a vivir). Eso sí, el inquilino, según reza el anuncio, debe ser un "ser humano conectado para nuestra habitación de invitados de nuestra finca".

En la vivienda hay varios perros y gatos, por lo que "deberías amar a los animales ¡Pero no puedes traer más animales a nuestra casa!", se lee en el anuncio.