Turismo

La patronal del ocio nocturno de Ibiza augura una temporada «espectacular»

Calculan que durante este verano se igualarán los resultados de la campaña de 2023, que ya se consideraron como excepcionalmente buenos

Fiesta de apertura de la discoteca Amnesia.

Fiesta de apertura de la discoteca Amnesia. / Frank Weyrauther

David Ventura

David Ventura

«Si el año pasado ya tuvimos unas cifras espectaculares, este año será igual». Se puede decir más alto pero no más claro. Son palabras de José Luis Benítez, portavoz de Ocio de Ibiza, que agrupa a 39 establecimientos de ocio nocturno de la isla, que incluyen los principales buques insignia del sector como Hï, Ushuaïa, Pacha, Amnesia, Ibiza Rocks o DC-10, entre otros.

Tras un buen arranque que, por tercer año consecutivo, se ha adelantado al mes de abril, las reservas indican que este año volverá a ser excepcional para las discotecas, beach-clubs y clubs nocturnos: «En este inicio de temporada se ha trabajado muy bien». Benítez todavía no tiene cifras exactas pero tras hablar con los asociados, las sensaciones que le transmiten son muy positivas: «Está yendo espectacularmente bien».

La patronal del ocio nocturno también está detectando cambios de hábitos de los turistas a la hora de organizarse las salidas nocturnas. Ya no se improvisa sobre la marcha sino que, cada vez más, se reserva con anticipación: «Cuando compran el vuelo y la habitación del hotel, también hacen la reserva de los restaurantes y las discotecas a las que irán cada noche. Se viaja con esta previsión».

En el caso de los openings y de los cierres, las entradas se venden con dos meses de adelanto. En el resto de las fiestas, salen a la venta a medida que se anuncian las fechas, que suele ser al inicio de la temporada. Según Benítez, este sistema permite trabajar con previsión y hace que el riesgo a pinchar en taquilla sea nulo. «Si tienes los mejores djs, la discoteca está llena. La gente quiere verlos. Aunque los precios sean elevados, ya tienes la previsión de que la sala estará llena».

Las redes sociales también se han convertido en un arma poderosa de promoción. Una publicidad gratuita, ya que no es necesario contratar a nadie: la hacen los propios clientes. Así, el despliegue de luces, vídeos y todo el aparato audiovisual que acompaña a la música, convierte la visita a la discoteca en un acontecimiento ‘experiencial’, que se vive más que se baila y que, evidentemente, se comparte ipso facto en redes sociales.

Experiencia segura

«Es la evolución de los que habíamos vivido nosotros hace tiempo», comenta Benítez, «yo recuerdo fiestas romanas, las fiestas brasileñas que organizaba Brasilio, con las decoraciones y la gente disfrazada… Ahora, la tendencia es el espectáculo audiovisual». Insiste en el enorme trabajo que hay detrás de un montaje de estas características y del enorme nivel de exigencia técnica: «Estamos negociando con la SGAE para que a los djs se les considere artistas. Esto ha evolucionado de una forma terrible y ha transformado la experiencia de todo lo que hay alrededor de la fiesta».

La patronal del ocio también se muestra satisfecha con los avances en el tema de seguridad, y destaca que prácticamente no se están produciendo incidencias reseñables. Las discotecas de la isla aplican el protocolo ‘Pregunta por Ángela’, una iniciativa que empezó en el año 2016 en el Reino Unido y que permite que, si alguien quiere denunciar una situación de acoso, tenga una palabra clave para dirigirse al personal del establecimiento y pedir ayuda. «Tenemos publicidad en los baños para informar a la clientela de que, si siente algún tipo de acoso, se dirija a nuestros empleados, que les atenderán», explica Benítez.

El portavoz de Ocio de Ibiza destaca también la colaboración con la Guardia Civil, Policía Local y policías locales en la mejora de la seguridad en los aledaños de los centros de ocio: «Una de nuestra claves del éxito es que nuestros clientes, pese a que están locales muy grandes y con mucha gente, sienten en cada momento que están seguros».

Suscríbete para seguir leyendo