Cultura

Las obras del Museo del Mar de Ibiza se suspenden al poco de empezar

El bando de obras de Vila obliga a aplazar los trabajos de demolición previstos hasta el mes de octubre y la previsión es que el museo esté listo en julio de 2025

El antiguo edificio de Sanidad, donde estará ubicado el museo. | TONI ESCOBAR

El antiguo edificio de Sanidad, donde estará ubicado el museo. | TONI ESCOBAR

Isaac Vaquer

Isaac Vaquer

El Museo del Mar de Eivissa, otro de esos proyectos de los que se habla desde hace lustros en la isla, deberá esperar un poco más de lo previsto. Sus embarcaciones tradicionales, artes de pesca y carteles explicativos debían acercar la tradición marinera ibicenca a los interesados y curiosos la próxima primavera, sin embargo, unos y otros deberán armarse de paciencia y esperar hasta bien entrado el verano. Si todo va bien, el nuevo centro de interpretación estará listo para el mes de julio de 2025.

Las obras del nuevo espacio museístico en el antiguo edificio de Sanidad del puerto empezaron el 28 de febrero. El plan sobre el papel era tener concluidos los trabajos de demolición y retirada de la cubierta antes del 1 de junio y concluir la instalación del nuevo tejado antes del día 12 de ese mes. A partir de ese momento los trabajos serían interiores.

La fecha límite era importante. La demolición debía hacerse antes de la entrada en vigor del bando de obras del municipio de Eivissa el 1 de junio (recientemente revocado y aplazado a 16 de junio). La norma no obliga a suspender las obras, pero prohíbe expresamente "todos los trabajos que lleven aparejado un alto nivel de sonoridad".

El derribo de un tejado no es un trabajo discreto y silencioso. Es por ello que el 21 de mayo la directora de obra, que ya veía que iban un poco por detrás de lo previsto, envió un informe al Consell. En él considera "que la decisión correcta es detener las obras de reforma y cambio de uso de la casa de sa Riba el 30 de mayo", dado que no llegan a tiempo de acabar los trabajos exteriores que generarían un nivel de ruido prohibido por el bando municipal de suspensión de obras.

La zona exterior del edificio en el que ya se han iniciado las tareas de mantenimiento de muros.  | TONI ESCOBAR

La zona exterior del edificio en el que ya se han iniciado las tareas de mantenimiento de muros. | TONI ESCOBAR / isaac vaquer

También advierte de que en esos últimos días de mayo era "fundamental acabar el desmontaje de la maquinaria del ascensor por tal de conocer el estado del foso y ver si este es viable o también es necesario intervenir a partir de octubre". Otro posible contratiempo, las reformas es lo que tienen.

Es por ello que la empresa contratista, Cyros Construcción Sostenible SL, solicitó la suspensión del contrato. El informe del Consell valora tanto el hecho de que los trabajos ruidosos no se pueden ejecutar antes de junio, como que la obra se encuentra ubicada en el barrio de la Marina, adscrito al Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri), en el que se especifica que "se tendrá que paralizar la ejecución de obras que impliquen la ocupación de la vía pública". Las obras se retomarán el 1 de octubre y aquello que debía estar acabado el 27 de febrero lo deberá estar el 27 de junio.

El futuro museo

Cuando esté listo, el Museo del Mar estará compuesto de dos partes: una exposición temporal en el interior del edificio y un museo flotante de embarcaciones tradicionales junto al espigón.

Según el proyecto del Consell, el edificio de sa Riba prevé exposiciones monográficas temporales que se irán renovando anualmente. La primera está previsto que aborde la pesca, con material propiedad del Museo Etnográfico de Eivissa (asas, redes, palangres, utensilios de navegación y náutica, herramientas carpinteros de ribera y calafate. ..), acompañadas de textos explicativos y material audiovisual.n

Suscríbete para seguir leyendo