Vertido de fecales de la depuradora de Santa Eulària en la zona de sa Caleta

La fuga se produjo durante la tarde del sábado y la avería pudo repararse esa misma noche

La Policía Local ha vallado el punto donde se ha producido el vertido.

La Policía Local ha vallado el punto donde se ha producido el vertido. / D.V.

David Ventura

David Ventura

Una avería en la depuradora de Santa Eulària provocó el sábado por la tarde un vertido de fecales que afectó una zona de costa conocida como sa Caleta. Según confirma el Ayuntamiento de Santa Eulària, el aviso de la fuga se recibió a las 17.15 horas. Inmediatamente, personal de Abaqua intervino para frenar el vertido, cosa que se logró a las 21.30 horas, aproximadamente.

«A la que se tuvo constancia, se dio traslado de la situación a Abaqua y empezaron las reparaciones», explica un portavoz del Ayuntamiento, que apunta a que la causa del vertido sería una avería en el colector. «Esperemos que cuando se realice la renovación del colector y se sustituyan las tuberías, situaciones como esta dejen de suceder», señaló este portavoz. 

VÍDEO | Vertido en Santa Eulària

DI

Las aguas fecales bajaron por la calle colindante con la depuradora y luego por el cauce del torrente hasta llegar a la costa en sa Caleta de Santa Eulària, una zona muy tranquila de piedras cubiertas con posidonia, que suele ser frecuentada por bañistas que huyen de los espacios más masificados. Al no tratarse de una zona de baño, el Ayuntamiento no ha precintado el espacio.

Quejas vecinales

Pese a que el vertido pudo ser reparado, durante toda la tarde del sábado los vecinos tuvieron que soportar un olor nauseabundo. «Era mierda pura lo que salía por ahí, olía muy mal», señala Lydia Tur, que vive junto al torrente: «Nos preguntaron si es que había un muerto en la playa o qué, de la peste que hacía».

«Era un río de mierda que llegaba hasta el mar», explica gráficamente Joan Carles de la Osa, otro vecino de la zona, que señala que el vertido «venía por la superficie, atravesó la carretera [a es Canar] y se metió por el torrente hasta la costa». 

En su caso, notó el olor sobre las 18.30 horas, realizó un vídeo del vertido para que hubiera constancia del hecho, y luego se encerró en casa ya que «no se podía salir, el olor era absolutamente insoportable».  

El domingo por la tarde el agua de esta zona ya vuelve a tener un aspecto cristalino pero en la zona del torrente persiste el olor a fecales. La Policía Local de Santa Eulària ha vallado el punto exacto donde se produjo el vertido.

Precedente del año pasado

El 27 de agosto de 2023 las fuertes lluvias provocaron la rotura de una tubería y un vertido de aguas residuales en la calle Nápoles, colindante con la depuradora, alcanzó el torrente y llegó hasta el mar por el mismo punto. Abaqua aprobó una inversión de urgencia para la reparación de esta tubería, que concluyó el pasado 12 de febrero y que supuso un gasto final de 23.262 euros. Esta canalización es la que recoge las aguas procedentes de es Canar, Cala Llenya, s’Argamassa y Sant Carles.

También está pendiente la sustitución del emisario, para lo cual hay reservada una inversión de 2,8 millones de euros.