Tráfico

Un conductor drogado atraviesa una rotonda y choca contra un taxi

El vehículo de servicio público sale despedido por la fuerza del impacto y acaba golpeando a un coche aparcado en el polígono de Montecristo

El coche de alquiler y, abajo, el taxi implicados en el accidente. | D.I.

El coche de alquiler y, abajo, el taxi implicados en el accidente. | D.I.

J.Torres/C.N.

Un accidente múltiple se registró entre las 5.30 y las 6 de la mañana de este viernes en la carretera de Ibiza a Sant Antoni, en la rotonda de la gasolinera BP cercana al polígono de Montecristo. El conductor del turismo que en principio ha provocado el accidente, un BMW de color azul, ha dado positivo en varias drogas y la Guardia Civil se lo ha llevado detenido.

Un conductor drogado atraviesa una rotonda y choca contra un taxi

Un conductor drogado atraviesa una rotonda y choca contra un taxi / J.Torres/C.N.

Según testigos presenciales, este vehículo, de alquiler y que circulaba en sentido a Sant Antoni, se ‘comió’ la rotonda, pasando por encima de ella, y acabó chocando contra un taxi del municipio de Sant Josep que en ese momento llevaba clientes.

La violencia del impacto fue tal, que el taxi salió despedido para chocar a su vez con otro vehículo que se encontraba estacionado en el polígono de Montecristo.

Los tres coches implicados en el suceso han sufrido graves daños, sobre todo el taxi, aunque no ha habido que lamentar heridos de gravedad.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron agentes de la Policía Local de Sant Antoni y de la Guardia Civil de Tráfico.

Tres ambulancias (una de servicio vital avanzado y dos de servicio vital básico) acudieron para que el personal sanitario atendiera a cinco heridos para trasladarlos posteriormente a centros de salud. Entre ellos había dos mujeres y un hombre, todos de 20 años de edad, que quedaron ingresados en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, y otras dos mujeres, de 39 y 26 años, que se encuentran en el Hospital Can Misses de Ibiza. Se desconoce la gravedad de sus heridas, aunque al parecer no son de gravedad.

La Guardia Civil, que se encarga de la investigación, reguló el tráfico mientras actuaban los servicios de emergencia, y tres equipos de ayuda en carretera de la empresa Grúas Ibiza retiraron los vehículos implicados en el accidente.

El accidente generó importantes retenciones en la zona, normalmente muy transitada.