El acantilado de es Bol Nou tendrá protección contra desprendimientos

Sant Josep estudia alternativas para dar seguridad a la playa y evitar incidentes

Parte del acantilado que rodea a la playa. | J.A.RIERA

Parte del acantilado que rodea a la playa. | J.A.RIERA

Isaac Vaquer

Isaac Vaquer

El departamento de Litoral del Ayuntamiento de Sant Josep estudia con empresas de trabajos verticales las alternativas para evitar incidentes por los desprendimientos que se puedan producir en los acantilados que rodean la playa de es Bol Nou.

«Es un tema que me quita el sueño», confesó ayer la concejala de Medio Ambiente y Litoral, Felicia Bocú, quien adelantó a Diario de Ibiza que están trabajando para que el Estado, a través de la Demarcación de Costas, financie, al menos parcialmente, los trabajos que se lleven a cabo en esta zona. Por el momento, el Ayuntamiento de Sant Josep no ha recibido respuesta.

«Estamos estudiando cómo tenemos que actuar para prevenir algún accidente. Ahora tendremos que desarrollar un proyecto y tendremos valorar el presupuesto que requiere», indicó la concejala. No obstante, explicó que, independientemente de la respuesta de Costas, el Ayuntamiento tiene la voluntad de impulsar el proyecto y subrayó que se trata de un tema delicado, dado que se trata de una playa dentro del Parque Natural de ses Salines y no es posible hacer cualquier tipo de intervención.

«Tenemos que esperar a ver si Costas mueve ficha o nos ayuda de algún modo, pero en cualquier caso, debemos avanzar este tema y encontrar una solución para evitar cualquier susto», insistió.

Las perspectivas son poco esperanzadoras en cuanto a la ayuda estatal. El Ayuntamiento ya solicitó el cambio de la señalización de las estructuras dunares de la zona de es Cavallet sin recibir respuesta, por lo que se espera una situación similar para este caso.

Suscríbete para seguir leyendo