Formentera

La Savina tendrá el primer centro de arqueología marina

Su apertura está prevista este año y es fruto de la colaboración empresarial con el Ibeam

Uno de los pecios recientemente catalogados a lo largo de la playa de Llevant. | JAVIER MARTÍN PAREJO

Uno de los pecios recientemente catalogados a lo largo de la playa de Llevant. | JAVIER MARTÍN PAREJO

Carmelo Convalia

Carmelo Convalia

El Institut Balear d’Estudis en Arqueologia Marítima (Ibeam) tiene previsto abrir este año en el puerto de la Savina el primer centro de arqueología subacuática de Balears en colaboración con empresas privadas. Se trata de una organización comprometida con la preservación y puesta en valor de los restos arqueológicos subacuáticos de Balears y se ha encargado, entre otros trabajos, de la elaboración de la carta arqueológica submarina de Formentera, que comenzaron hace casi una década.

Un buzo ilumina los restos de un pecio. | IBEAM

Un buzo ilumina los restos de un pecio. | IBEAM / Carmelo convalia

Sus especialistas y científicos trabajan desde 2015 para poner en valor estos tesoros sumergidos que, junto al patrimonio natural, componen unos paisajes submarinos de una belleza impresionante y a su vez de gran fragilidad. En 2022, el Ibeam ya tenía catalogados 16 pecios de valor arqueológico en aguas del litoral de Formentera.

Fruto de este trabajo está prevista la inauguración, este mismo año, del primer Centro de Arqueología Subacuática de Balears, que tendrá su sede en el puerto de Savina.

Este espacio, según avanzan, será el epicentro de todas las acciones destinadas a investigar, proteger y valorizar el Patrimonio Cultural Marítimo de las islas y contará «con un laboratorio de conservación y su propia embarcación».

Trasmapi y Marina Ibiza

La colaboración de las empresas Trasmapi y Marina Ibiza, comprometidas con este proyecto, «ayudará a que sea un éxito», apuntan desde la organización. «Juntos, apoyan activamente la conservación y difusión de la riqueza histórica y cultural que yace en las profundidades del mar balear».

Javier Rodríguez, director de proyectos Ibeam, manifestó sobre el proyecto: «Este centro, más que un espacio físico, representa el compromiso de la sociedad pitiusa de trabajar por unas islas más sostenibles y conscientes de su rica historia marítima».

Por su parte, Enrique Aragón, director científico Ibeam, explicó que este «innovador espacio científico» se dedicará a «promover el conocimiento mediante proyectos de investigación y difusión y colaborará estrechamente con el sector empresarial y la comunidad local para abordar uno de los principales problemas al que nos enfrentamos: la desaparición de nuestro patrimonio cultural subacuático debido al expolio».

Cuando Javier Rodríguez, Enrique Aragón y el equipo del Ibeam apostaron hace 10 años por descubrir el patrimonio sumergido de Formentera, sabían que sería un trabajo arduo que requería mucha voluntad, paciencia, constancia y recursos que han ido arañado año tras año a la Administración insular, pero que no cubren el ingente trabajo que han venido desarrollando desde entonces.

El director del proyectos explicaba hace dos años que la carta arqueológica «ha consistido en hacer el inventario de los yacimientos que conocía la gente pero no conocía la Administración». Esta circunstancia facilitaba el expolio de bienes patrimoniales. Pero ahora, con la carta resulta mucho más complicado debido, entre otras cosas, al aumento de la concienciación sobre la conservación de este patrimonio y a la estrecha colaboración con el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil que, de forma periódica, vigila estos enclaves y su estado.

Suscríbete para seguir leyendo