Exposición

La primavera estalla en el MACE con Santi Moix

La muestra ‘La Scoperta del Fuoco’ abre las puertas al universo onírico y floral del artista catalán

Maite Alvite

Maite Alvite

Para poder convertir la Sala de Armas del Museu d’Art Contemporani d’Eivissa (MACE) en «un espacio imaginario y florecido», Santi Moix, que habitualmente reside en Nueva York, voló a las Pitiusas en varias ocasiones. En esos viajes hizo unas cuantas excursiones campestres y el pasado abril visitó el parque Ibiza Botánico Biotecnológico (BiBo Park). Quería conocer bien la flora autóctona para luego retratarla en la gran instalación que forma parte de su exposición ‘La Scoperta del Fuoco’, que abre sus puertas hoy (por ayer).

Alojado en casa de su amigo Joan Gràcia (director artístico de Lío y ex Tricicle), dedicó buena parte del tiempo a dar largos paseos por el campo ibicenco tomando notas en cuadernos de trabajo, que ahora el público puede contemplar en la muestra. Están colocados en una vitrina, frente a la que se sitúa el artista catalán durante la inauguración de la exposición para relatar una anécdota. La escuchan con curiosidad el conseller balear de Cultura, Turismo y Deportes, Jaume Bauzà; la consellera de Cultura del Consell de Ibiza, Sara Ramón; y la concejala de esta misma área en el Ayuntamiento de Ibiza, Carmen Domínguez.

El cuaderno perdido

Moix cuenta que en una de sus múltiples salidas campestres, el mismo día que tenía que regresar a Nueva York, extravió en Santa Agnès el cuaderno donde llevaba ocho meses de trabajo. Por fortuna, se dio cuenta antes de coger el avión, regresó al lugar donde había estado haciendo anotaciones y se encontró una nota escrita en inglés enfundada en plástico en la que ponía más o menos esto: «Querido artista, presumo que querrá recuperar su cuaderno, en ese caso póngase en contacto conmigo en este teléfono». Y así lo hizo Moix, explica, llamó inmediatamente y en 40 minutos recuperó su bloc de campo. Tan agradecido estaba con la mujer alemana que lo encontró y se lo devolvió, comenta, que la ha invitado a la inauguración. De momento, observa a su alrededor, no ha llegado.

La primavera estalla en el MACE con Santi Moix

Santi Moix con Jaume Bauzà, Carmen Domínguez y Sara Ramón. / Toni Escobar

Las que sí ya están en el evento son las artistas Ana Jakimow, Aphon Hengcharoen y Patricia Boned, que, «impresionadas» por el estallido primaveral de la Sala de Armas, sacan los móviles para retratar este paraíso vegetal. Antes han estado unos minutos observando con detenimiento una de las paredes del espacio para tratar de averiguar la técnica que ha empleado el creador catalán para trabajar en este montaje. No tienen que esperar mucho para saberla. La explica a todos los asistentes la directora del MACE y comisaria de la muestra, Elena Ruiz. Las más de 200 flores que inundan la Sala de Armas no están pintadas sobre la pared, como algunos piensan a primera vista, sino sobre un material hecho de fibras de polietileno que se llama Tyvek.

La responsable del museo habla del germen de la muestra, que «surgió hace dos años» y en el que tiene mucho que ver Enrique Juncosa (asesor del MACE), que no se ha querido perder la inauguración.

‘Dos gardenias’

Ruiz, que es la que ha bautizado la exposición, se detiene a contar con detalle los motivos que le han llevado a ponerle como nombre el título de un cuadro de Tintoretto. Para terminar, recita el poema que Juncosa ha escrito sobre la muestra. Se llama ‘Flora futura’ y, como la instalación de Moix, «apela al equilibrio de la naturaleza, consciente de que en cualquier momento puede quebrarse».

La comisaria, flanqueada por representantes institucionales durante su intervención, lleva en la cintura una olorosa gardenia. Se la ha regalado hace unos minutos, Armin Heinemann, el que abrió la isla a la ópera y el diseñador de la marca Paula’s Ibiza. También ha recibido una gardenia Moix, que se ha llevado, además, otro regalo, que le ha dado la pianista y compositora Sira Hernández: su último trabajo, ‘Tre Impressioni Sulla Divina Commedia’.

La primavera estalla en el MACE con Santi Moix

Vista general de la Sala de Armas. / Toni Escobar

El artista interviene tras Elena Ruiz para agradecerle a ella y a Enrique Juncosa que hayan confiado en él. También tiene palabras de agradecimiento para «todo el equipo de museo» que se ha implicado en el montaje de ‘La Scoperta del Fuoco’, que ha durado diez días.

Cuenta Moix, entre otras muchas cosas, que él no escoge los proyectos sino que estos vienen a él de alguna manera como resultado de estar siempre atento a todo lo que le rodea. «Las flores surgieron así», afirma antes de relatar cómo nació el proyecto hace más de cinco años de la mano de la Pace Gallery, en Nueva York, y Jo Watanabe, un maestro impresor japonés. El artista subraya que detrás de ese estallido de cardos, orquídeas, baladre, jaras, dientes de león y otras muchas flores que pueblan su instalación, está su universo onírico.

Se refiere también a los ocho dibujos a lápiz y carboncillo de paisajes de Menorca de la serie ‘Carbonífera’ que completan ‘La Scoperta del Fuoco’. Resalta que para él «dibujar es una forma de escribir».

Para concluir, invita a los asistentes a que hagan suya la exposición y le den su propio significado a todo este universo floral. Escucha atento sus palabras el poeta Julio Herranz, que destaca la complejidad y originalidad de la propuesta de Santi Moix y habla de «la alegría» que confiere «este jardín luminoso a un espacio tan sobrio e histórico» como la Sala de Armas del MACE».

Exposición 'La Scoperta del Fuoco'

Lugar: MACE, en Dalt Vila.

Horario en Jun/Sep/ Oct: De 10 a 14 h y de 17 a 20 h de martes a viernes; y de 10 a 14 h, sábados y domingos.

Jul/Agos: De 10 a 14 h y de 18 a 21 h de martes a viernes; y de 10 a 14 h, sábados y domingos.

Hasta el 15 de noviembre: De 10 a 16.30 h de martes a viernes; y de 10 a 14 h, sábados y domingos.

Las visitas en grupo se solicitarán previamente por email o teléfono ( mace@eivissa.es y 971 30 27 23).

Suscríbete para seguir leyendo