Es Cavallet presencia la mayor liberación de tortugas marinas de Balears

Estas 74 tortugas, de entre nueve y once meses, se irán dispersando desde es Freus

Ibiza presencia la mayor liberación de tortugas marinas de Balears

Isaac Vaquer

Isaac Vaquer

Isaac Vaquer

"Disfrutad de lo que veremos hoy y por favor respetad el recinto y no sigáis a las tortugas cuando entren al agua". El coordinador de la jornada de liberación de 74 tortugas ha informado así a los curiosos y voluntarios que se han acercado a participar de esta jornada que ha culminado casi un año de trabajo para favorecer la supervivencia de estos reptiles. Se trata de la liberación más numerosa que se ha hecho en Balears en los últimos años, desde que hace pocos años empezaron a producirse los desoves de tortuga boba en las costas del archipiélago.

La directora general de Medio Natural y Gestión Forestal del Govern, Anna Torres, ha explicado que este acto cierra el ciclo de la detección de tres nidos de tortuga boba (Caretta caretta) en la isla de Eivissa entre los meses de junio y agosto en las playas de Santa Eulària, es Figueral y ses Salines. Todos los huevos se integraron en un nido en la playa de Es Cavallet que cuidaron más de 60 voluntarios, algunos de los cuales acudieron ayer y colaboraron en su salida al mar.

La labor de estos voluntarios ha permitido que en la jornada de este viernes se haya podido llegar a liberar a estas tortugas, dado que un fuerte temporal en septiembre del año pasado hizo peligrar la supervivencia de todo el nido.

Ahora, estas tortugas de entre nueve y once meses, se irán dispersando desde es Freus. Una de las voluntarias advertía por ello a las embarcaciones que transitan por la zona que limiten su velocidad en los próximos días, dado que la colisión con el tráfico marítimo es uno de los principales motivos de fallecimiento de estos animales.

En el mes de octubre de 2023 se procedió a la liberación de 27 tortugas que tenían un mes, mientras que las 74 restantes participaron en el programa Head-Starting, que iniciaron un total de 75 ejemplares. Este proyecto consiste  en la cría en un medio artificial controlado que dura entre 10 y 12 meses en el que los animales son alimentados simulando los cambios que experimentarían en la naturaleza.

Gracias a esto, se aumenta la posibilidad de supervivencia de estos ejemplares una vez se liberan al mar. Además, se incrementa el conocimiento de la especie en las primeras fases de su vida y se mejora la gestión para conservarla. Este programa está liderado por la Conselleria de Agricultura, Pesca y Medio Natural y lo ejecuta el departamento de fauna marina del COFIB, organismo que depende de la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal del Govern. También han participado la Fundación Palma Aquarium, el IRFAP-LIMIA, el Centro de Visitantes del Parque Nacional Marítimo-terrestre del Archipiélago de Cabrera, el Acuario de Sevilla, el Oceanográfico de Valencia, el CRAM de Barcelona y el Centro Tecnológico Beta de la Universidad de Vic.

Además de Torres, a la liberación que se ha realizado en la playa de Es Cavallet también han participado el conseller insular de Gestión Ambiental de Ibiza, Ignacio José Andrés; la concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sant Josep, Felicia Bocú, y la concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu, Mónica Madrid. También han estado presentes personal del Consorcio para la Recuperación de la Fauna de las Illes Balears (COFIB), de la Fundación Palma Aquarium y del Instituto Balear de la Naturaleza (IBANAT); el equipo de Áreas Marinas Protegidas de TragsaTec; agentes de medio ambiente; representantes del Parque Natural de Ses Salines de Ibiza y Formentera, del GEN-GOB, del Acuario de Sevilla y del Oceanográfico de Valencia, así como socorristas y parte del equipo de voluntarios que custodió el nido en el momento del nacimiento de las crías.

La directora general ha subrayado que la tortuga marina Caretta caretta es una especie catalogada como «vulnerable» en el Catálogo español de especies amenazadas. Por eso, ha insistido, «pedimos la máxima colaboración, tanto de residentes como de turistas, para proteger y conservar esta especie. En caso de que se detecte algún nido, hembras anidando o crías que acaban de nacer en la playa, se tiene que avisar al 112. La rápida detección de cualquiera de estos tres casos es de vital importancia».

Torres también ha destacado que de estos 74 ejemplares que se liberan hoy en el mar, un total de 20 llevarán un emisor satelital, que permitirá hacer el seguimiento a estas tortugas marinas y conocer mejor su comportamiento. Este proyecto se enmarca en la licitación obtenida por la Fundación Oceanográfico dentro de las acciones emprendidas por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la Fundación Biodiversidad.