Crisis habitacional

El Ayuntamiento de Ibiza detecta 803 pisos vacíos y 900 destinados al alquiler turístico ilegal

El Ayuntamiento impulsa el programa ‘alquiler seguro’ del Govern balear para que los propietarios tengan garantías para arrendar sus viviendas

Rafael Triguero, durante la presentación del plan integral de vivienda de Vila. | TONI ESCOBAR

Rafael Triguero, durante la presentación del plan integral de vivienda de Vila. | TONI ESCOBAR

Josep Àngel Costa

Josep Àngel Costa

El municipio de Ibiza tiene en estos momentos 803 viviendas vacías, a las que se suman otras 900 que se están alquilando ilegalmente como alojamientos turísticos, según los datos facilitados este miércoles por el alcalde de Ibiza, Rafael Triguero, durante la presentación del plan integral de vivienda ‘Ibiza, una ciutat per viure-hi’. El objetivo que se marca este programa es facilitar que todas estas casas salgan al mercado en régimen de alquiler para paliar el grave problema por el encarecimiento de los precios que sufre la isla.

Por una parte, el Consistorio impulsará el programa de alquiler seguro aprobado por el Govern balear. Con esta iniciativa, la Administración autónoma asumirá el alquiler de estas viviendas vacías a precio de mercado y las subarrendará a los residentes a un precio reducido. Este descuento podría ser del 30%, según anunció la consellera de Vivienda del Govern, Marta Vidal, en el Parlament balear a mediados de mayo.

"Las casas sin licencia turística no son para pasar las vacaciones, sino para ofrecer un hogar a nuestros vecinos"

El alcalde destacó ayer que, con este aval del Govern, se pondrá fin a la «inseguridad jurídica que tienen los propietarios para sacar sus pisos al parque de alquiler». Triguero también precisó que se ha podido inferir la existencia de estos 803 casas vacías porque no tenían consumo de suministros eléctricos o de agua.

Alquiler turístico

Por otra parte, Triguero hizo hincapié en su voluntad de crear un frente común con el servicio de inspección del Consell de Ibiza para combatir el alquiler turístico ilegal. Cabe tener en cuenta que, en Balears, está prohibida la comercialización de viviendas plurifamiliares como estancias turísticas. No obstante, el alcalde estima que existen más de 900 pisos dedicados a esta actividad solamente en Vila.

«Las casas sin licencia turística no son para pasar las vacaciones, sino para ofrecer un hogar a nuestros vecinos, ampliando el mercado residencial durante todo el año», incidió. Para ello, el Ayuntamiento ya creó recientemente una unidad de la Policía Local dedicada a combatir el intrusismo.

La Línea Verde del Ayuntamiento abre un apartado para denunciar los alquileres turísticos ilegales en los bloques de pisos

Paralelamente, el Consistorio está enviando cartas informativas a todos los administradores de fincas y colocando carteles informativas en los edificios para recordar que no se permite el alquiler turístico. De esta manera, se pretende evitar que las personas que incumplan esta normativa «puedan alegar desconocimiento de la prohibición».

Además, en la aplicación de la Línea Verde, dedicada a comunicar incidencias de competencia municipal, se ha creado un apartado específico para que cualquier persona pueda denunciar la actividad de los pisos turísticos ilegales. En este sentido, Triguero valoró que ya se están recibiendo numerosos avisos de vecinos y administradores de fincas advirtiendo de algunas prácticas irregulares en sus edificios. «No vamos a tolerar más alquiler turístico ilegal. Iremos detrás y sancionaremos a todos los propietarios [infractores]», sentenció.

Por otra parte, el alcalde anunció que también se aprovechará el nuevo decreto ley de Emergencia Habitacional para ampliar de 120 a 168 viviendas la promoción que plantea el Ibavi junto a la Comisaría de Ibiza, destinada a policías nacionales y funcionarios. Vila también aprovechará este decreto para cambiar de uso 22 dependencias municipales en sa Penya y Dalt Vila para reconvertirlas en diez pisos de alquiler asequible.

Suscríbete para seguir leyendo