Medio Ambiente

La vida útil del vertedero se acortará tres años con el volumen de residuos de 2023

El Observatorio de Sostenibilidad de IbizaPreservation advierte, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, de la importancia de adoptar medidas para la gestión eficiente de desechos

Tratamiento de residuos en el vertedero de Ibiza. | AYELÉN ALONSO

Tratamiento de residuos en el vertedero de Ibiza. | AYELÉN ALONSO

El Observatorio de Sostenibilidad de Ibiza alerta, coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra hoy, que, teniendo en cuenta los datos arrojados por el área Ambiental de Ca na Putxa durante los años 2022 y 2023, la isla «no está consiguiendo disminuir el volumen de entrada de residuos al vertedero al ritmo deseado, ya que era necesaria una disminución del volumen de residuos del 10% anual para que el vertedero llegara a 2031».

Según los datos del Consell recogidos en el Informe de Sostenibilidad de Ibiza 2023, actualmente en fase de elaboración, el vertedero de Ca na Putxa recibió el pasado año 92.596 toneladas de residuos, lo que supone una disminución de un 7,8 % respecto a los datos de 2022, donde el volumen final vertido fue de 100.440 toneladas. Es decir, 2.2 puntos porcentuales menos de los objetivos fijados para alcanzar el horizonte temporal deseado.

«Si no aumentamos estos porcentajes, en un escenario en el que el volumen de residuos sea similar al de este año, el vertedero estaría operativo solo hasta el 2028», señala la coordinadora del Observatorio, Itziar Arratibel, quien subraya también que «Ibiza se encuentra ante una problemática medioambiental y social muy importante y los esfuerzos de la ciudadanía y de las administraciones han de estar centrados al máximo en la reducción, en la reutilización y en el reciclaje, independientemente de las medidas que se tomen más adelante para afrontar el escenario una vez que el vertedero haya llegado al fin de su vida útil».

El Observatorio de Sostenibilidad también ha analizado el resto de datos obtenidos desde el Consell y el Área Ambiental de Ca na Putxa y pone de manifiesto que durante 2023, el total de residuos domésticos recogidos en la isla (sin productores singulares) alcanzó las 114.518,72 toneladas, una cantidad muy similar a las 114.368,43 toneladas recogidas en 2022. «La evolución histórica muestra que, en la última década, la generación de residuos domésticos ha aumentado un 17 %», señalan desde el Observatorio.

Asimismo, las caracterizaciones de residuos realizadas por el Área Ambiental de Ca na Putxa indican que la materia orgánica constituye el 40,2 % de los residuos del contenedor gris, seguido del papel y cartón (18,7 %), envases (5 %) y vidrios (1,6 %). «Estos datos indican que el margen de mejora del volumen de reciclaje es muy considerable y que, por tanto, reducir lo que llega finalmente al vertedero, también, especialmente en lo que a fracción orgánica se refiere», reitera Arratibel.

Con respecto a la recogida selectiva de papel, ésta disminuyó un 0,9 % respecto a 2022, mientras que la de vidrio descendió un 1 %. Por otro lado, la recogida de envases aumentó un 4,4 % y la de materia orgánica mostró un incremento del 9,7 %, superando las 10.000 toneladas recogidas.

Todos menos Ibiza

En cuanto al análisis municipal, los datos arrojan que durante el ejercicio de 2023, todos los municipios aumentaron su recogida selectiva excepto el de Ibiza, que registró una disminución de 278 toneladas, un 3 % menos que en 2022. Sant Joan incrementó la recogida selectiva en un 63,42 % debido a la implementación de la recogida de materia orgánica, mientras que Santa Eulària fue el único municipio que no ha iniciado la recogida selectiva de materia orgánica doméstica. Asimismo, Sant Josep destacó como el municipio con mayor recogida de fracciones separadas, con 36.750 kg por persona al año, seguido de Santa Eulària (22.880 kg), Sant Antoni (21.870 kg) y Sant Joan (21.150 kg). Ibiza tuvo la menor relación entre población y recogida, con 17.230 kg por persona.

En cuanto a la recogida por meses, agosto fue el mes con mayor cantidad de residuos recogidos de manera selectiva, con un total de 5.448,62 toneladas, mientras que febrero fue el mes con menor recogida, con 1.417,60 toneladas. La diferencia entre temporada alta y baja se manifestó principalmente en los residuos de materia orgánica y vidrio, con un 78,80 % y 75,57 % del total recogido durante la temporada alta, respectivamente. En el caso de los envases y el papel y cartón, el crecimiento durante la temporada alta fue menor, con un 66,41 % y 63,67 % del total recuperado, respectivamente.

Por último, la recogida de materia orgánica representó en 2023 un 40,24 % de los residuos sólidos urbanos (RSU), una cifra «significativa», según destacan desde el Observatorio. De los cinco municipios, cuatro tienen implementada la recogida de materia orgánica: Ibiza, Sant Antoni, Sant Josep y, recientemente, Sant Joan.

Desde el Observatorio de Sostenibilidad de IbizaPreservation, se insta a las instituciones a priorizar políticas coherentes, innovadoras y urgentes que contribuyan a una verdadera reducción tanto del consumo como de la generación de residuos.