Javier Verdugo reitera las acusaciones a la exconcejala Aída Alcaraz, que ya fue absuelta del delito de acoso

El exjefe policial de Sant Antoni declara como investigado tras la querella de la exconcejala por supuesta acusación y denuncia falsa

Toni Escandell Tur

Toni Escandell Tur

El exjefe de la Policía Local de Sant Antoni, Javier Verdugo, insistió este lunes en que, a pesar de que no pudo demostrarlo durante el juicio correspondiente, la exconcejala de Gobernación, Aída Alcaraz, a quien acusó de un delito de acoso laboral, le vejó durante el mandato en que el PSOE encabezaba el equipo de gobierno municipal (2015-2019). Un delito del que la socialista ya fue absuelta a través de una sentencia del juzgado de lo Penal número uno de Ibiza, más adelante ratificada por la Audiencia Provincial. Verdugo este lunes tuvo que acudir a los juzgados en calidad de investigado, citado por el titular del Juzgado de Instrucción número 2, que abrió diligencias a raíz de la querella presentada por la exedil de Portmany por presunto delito de acusación y denuncia falsa.

Javier Verdugo entró esta mañana en el edificio poco antes de las 10 horas y salió cerca de las once y media de la mañana acompañado por su abogada, quien declinó hacer declaraciones sobre este caso que afecta a su cliente, mientras que Verdugo atendía una llamada telefónica cuando ambos se iban alejando del edificio de los juzgados, en la plaza de sa Graduada. Sin embargo, según fuentes cercanas a la investigación, Verdugo, que negó los hechos de los que se le acusa, volvió a exponer que vivió una situación muy particular en el seno del Ayuntamiento, donde —afirma— se intentaba pasar por encima de él y se interfería indebidamente en sus laborales como responsable policial. Indicó de nuevo que todo esto se produjo, pero que no pudo acreditarlo.

La exedil del PSOE fue absuelta en una sentencia de agosto de 2021, después de que el exjefe de la policía municipal le acusase de un delito de acoso laboral. Posteriormente, otro agente municipal denunció a Alcaraz en términos similares a los de Verdugo. Sin embargo, una sentencia de mayo de 2023 del juzgado de lo Penal número uno de Ibiza la absolvió, de nuevo, del delito de acoso. La Audiencia de Palma también ratificó esta sentencia.

El investigado declinó responder esta mañana a las preguntas que formuló la defensa de Aída Alcaraz, parte que ejerce de acusación particular en este nuevo proceso judicial; sí contestó a las preguntas de la jueza y de su propia defensa. Durante su declaración, la jueza le formuló una batería de preguntas al parecer relacionadas, sobre todo, con los hechos que se exponen en la sentencia, yendo punto por punto.

Según las mismas fuentes, en principio Aída Alcaraz no tendría por qué acudir a declarar. Eso sí, queda practicar una serie de diligencias de prueba que se pidieron junto con la querella interpuesta por la exconcejala, quien actualmente ejerce como asesora técnica de la Secretaría de Estado de Turismo.

Además, se ha acordado la prórroga de las actuaciones por seis meses más. Medio año que servirá a la acusación particular para presentar todas las pruebas, sobre todo documentales, que considere oportunas.

La sentencia que absolvió a Alcaraz del delito de acoso laboral del que le acusaba Verdugo, con fecha del 9 de agosto de 2021, subraya que «no consta acreditado que haya venido realizando actos degradantes y vejatorios contra el jefe de Policía Local». La magistrada Clara Ramírez de Arellano consideró que ni había resultado acreditado que el 27 de noviembre de 2015 la acusada ordenara a Verdugo, sin previo aviso, recoger sus cosas y desalojar su despacho para que lo ocupara Ángeles Gallardo, la entonces nueva directora Técnica de Seguridad; ni tampoco que, aprovechando las vacaciones de Verdugo, Alcaraz «le privara de su mesa, su silla, sus archivos y ficheros». La sentencia no cree acreditado que Alcaraz «ocupara la mesa y utilizara el ordenador de Verdugo, ni que incoara varios expedientes disciplinarios contra él con ánimo de humillarlo y hostigarlo».

La Audiencia ratificó la sentencia contra Verdugo

La Audiencia Provincial ratificó la sentencia que absolvía a la exconcejala de Gobernación en Sant Antoni, Aída Alcaraz, de un presunto acoso laboral a quien fuera jefe de la Policía Local de Sant Antoni. Dicha sentencia descartó tal delito y que la edil hubiese cometido actos degradantes contra él. La magistrada firmante no dio verosimilitud ni consideró probadas ninguna de las supuestas pruebas que el jefe de los agentes municipales aportó como ejemplo de acoso, tal y como recogió entonces este diario. Por ejemplo, que el 11 de febrero de 2016, y «aprovechando que Verdugo estaba de baja laboral, la edil le retirara el vehículo oficial» (por falta de presupuesto para más vehículos policiales, el Ayuntamiento decidió que no lo utilizase la jefatura de forma exclusiva, sino también otros agentes); o que Alcaraz, mientras Verdugo estaba de baja, «le retirara su teléfono móvil y su cuenta de correo». «Son corporativos y están asignados a la jefatura de Policía, no a Francisco Javier Verdugo a título personal. Ningún reproche puede hacerse a la conducta de la acusada respecto del teléfono móvil, toda vez que estando Verdugo de baja, no necesita utilizar el asignado a la jefatura», indica la sentencia, por citar dos ejemplos. Alcaraz expresó que nunca quiso humillar a Verdugo, sino limitar sus privilegios: «Como equipo de gobierno, lo que intentamos fue gestionar de la manera más eficaz y eficiente los recursos. Quiso entender que era un agravio personal contra él». A comienzos de 2022, el Consistorio concedió a Verdugo pasar a situación de segunda actividad sin destino. No tiene funciones policiales menos en el caso de que, por motivos extraordinarios del servicio, el alcalde así lo requiera.

Suscríbete para seguir leyendo