Sanidad

Salud eleva un 30% las derivaciones a la privada para reducir listas de espera

La gerencia ha enviado casi 4.500 pruebas, operaciones y consultas con los especialistas en nueve meses n Can Misses empieza a remitir pacientes oncológicos a la Policlínica para los Pet-TAC

Imagen de archivo del quirófano del Hospital Can Misses.  | M. T.

Imagen de archivo del quirófano del Hospital Can Misses. | M. T. / marta torres molina

Marta Torres Molina

Marta Torres Molina

El Área de Salud de Ibiza y Formentera ha aumentado un 30% en los últimos diez meses el número de pruebas, operaciones y citas con los especialistas derivados a la sanidad privada con el objetivo de aligerar las listas de espera. Se trata, explican desde la gerencia, de un incremento que potencia el plan de choque contra las islas de espera que se está desarrollando en las Pitiusas. Un plan que se puso en marcha en abril de 2022, es decir, durante el anterior mandato, con el equipo de gobierno progresista, y al que los nuevos responsables de la conselleria balear de Salud consideraban que no se estaba sacando suficiente provecho.

Así, entre junio del año pasado, cuando entró el nuevo equipo de gobierno, y marzo de 2024, se han remitido a la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, con quien se firmó el acuerdo, un total de 4.472 actuaciones sanitarias. Esto supone un 30% más, casi mil más, que en los 14 meses previos, desde su puesta en marcha hasta el cambio de gobierno. Hasta ese momento la cifra de derivaciones dentro de este plan de choque contra las listas de espera había sido de 3.489. «En el doble de tiempo se remitieron menos pacientes», zanjan desde la gerencia del Área de Salud. Responsables de la conselleria señalan que el presupuesto previsto dentro del plan para estas derivaciones a la sanidad privada en las Pitiusas no se había agotado, lo que permitía un «margen de mejora» de cara a reducir las esperas de los pacientes.

Radiología

El esfuerzo, explican desde la gerencia sanitaria, se concentra en las pruebas radiológicas, ya que «permiten» que los procesos médicos en los que están los pacientes sigan adelante. «Sin estas pruebas, se quedan paralizados y de ellas depende que el paciente tenga un diagnóstico», comentan. En estos últimos nueve meses se han derivado a la Policlínica 3.386 pruebas radiológicas.

Entre ellas, un centenar de Pet-TAC, una prueba que se realiza principalmente a pacientes oncológicos, aunque también de Hematología. Desde la gerencia destacan que se trata de una prueba para la que, hasta ahora, los pacientes de las Pitiusas se tenían que desplazar a Mallorca, con lo que ello supone. La intención es que el número de Pet-TAC realizados en Ibiza, en la Policlínica, aumente, de manera que se reduzca aún más la espera y el número de pacientes desplazados por este motivo. Desde Salud recalcan que únicamente se ofrece esta opción a nuevos pacientes, ya que los que ya han iniciado el proceso médico (pruebas, citas, diagnósticos...) continúan donde lo han iniciado. «Estas cien pruebas son sólo en nueve meses, es el principio, irá cogiendo velocidad», indican desde Salud.

Desde el pasado mes de junio se han atendido en la clínica privada 365 consultas con especialistas de pacientes que llevaban tiempo en la lista de espera del Área de Salud. La gran mayoría de ellas de usuarios que estaban pendientes de una cita en los servicios de Traumatología y Cirugía General y Digestivo. De la misma manera se han realizado 621 intervenciones quirúrgicas de estos mismos servicios así como de Otorrinolaringología y Oftalmología, detallan desde la gerencia de Can Misses.

Los responsables de la sanidad pública pitiusa destacan que el principal criterio de derivación de los pacientes a la sanidad privada es dar prioridad a los pacientes que superan los tiempos máximos de espera establecidos y serían susceptibles de acogerse al decreto de garantía de demora: 60 días para una primera cita con un especialista y 180 para pasar por quirófano. De la misma manera, insisten, se ha dado prioridad a quienes están pendientes de una prueba radiológica, ya que el servicio tenía una lista de espera importante que, además, podían bloquear procesos sanitarios, que quedaban pendientes de un diagnóstico al carecer de las pruebas.

Desde abril de 2022, cuando se puso en marcha el plan de choque para reducir las listas de espera se han derivado a la sanidad privada casi 8.000 procesos sanitarios (7.961), más de la mitad de ellos (un 60,5%) pruebas de Radiología que se estaban demorando demasiado en Can Misses. Además, se ha enviado a pacientes a la Policlínica para someterse a 1.238 intervenciones quirúrgicas (la mitad en estos últimos nueve meses) y para asistir a 1.804 primeras citas con un especialista (únicamente el 20,2% desde el cambio de legislatura). A ello hay que sumar el centenar de Pet-TAC remitidos todos en esta nueva etapa.

Suscríbete para seguir leyendo