Más de 24 horas para extinguir el primer incendio forestal de Ibiza de la temporada de alto riesgo

Siete brigadistas del Ibanat con un camión autobomba y junto a dos agentes de medio ambiente intervinieron durante todo el día de ayer en la zona afectada para asegurar que el fuego quedara apagado por completo

Primer gran incendio de la temporada en Sant Josep

DI

Ángela Torres Riera

Ángela Torres Riera

El primer incendio de la temporada en Ibiza, iniciado sobre las seis y media de la tarde del miércoles en Puig d’en Cardona, en la zona de es Coll des Vent (Sant Josep), se propagó especialmente rápido al tratarse de un punto muy cercano a la cima y dado que, cuesta arriba, las llamas se propagan con mayor facilidad, según explicaron desde el Parque Insular de Bomberos de Ibiza. Sus efectivos estuvieron hasta la medianoche del miércoles tratando de sofocar el incendio.

Durante todo el día de ayer, siete brigadistas del Institut Balear de la Natura (Ibanat) con un camión autobomba y dos agentes de medio ambiente del Govern continuaron con las tareas para extinguir el fuego, algo que todos confiaban poder lograr antes de que anocheciera, según comunicaron desde la conselleria de Agricultura, Pesca i Medi Natural de la institución. Finalmente, el incendio se dio por extinguido a las 20 horas.

A las once de la noche del miércoles, los bomberos e Ibanat dieron por controlado el fuego, que quemó un total de 0,9 hectáreas. Aunque las llamas se apagaron a las 21 horas, el incendio continuó activo, señalaron estas mismas fuentes del Govern.

Una familia de seis personas, incluidos tres menores de edad, fue desalojada de su vivienda, ubicada en las proximidades de la zona, y pasó la noche en un hotel, por precaución. De las alrededor de cincuenta personas que habitan cerca, tan solo estas seis fueron desalojadas. Por otro lado, las viviendas con piscina adyacentes al área afectada fueron el recurso hídrico utilizado por el helicóptero del Ibanat para sofocar las llamas, detallaron desde el Ayuntamiento de Sant Josep. El vehículo aéreo se activó desde Mallorca al comprobar, los servicios de emergencias, la magnitud del siniestro.

Los bomberos del Consell ampliaron los efectivos disponibles contactando con el personal que estaba fuera de servicio por si era necesaria su colaboración. También estuvieron trabajando, durante la tarde y la noche del miércoles, una patrulla de Protección Civil, dos de la Policía Local de Sant Josep, la Guardia Civil y varios efectivos de medio ambiente del Govern balear.

Sobre las 19 horas de ayer seguían trabajando para que los restos del fuego, simplemente humo ya, se desvanecieran del todo y a las 20 horas se dio por extinguido el incendio. Por el momento, se desconoce el origen de las llamas, aunque la acuciante sequía que sufren Ibiza y Formentera junto a la subida de temperaturas supone ya un peligroso caldo de cultivo.

Suscríbete para seguir leyendo