Extinguido el incendio de Sant Josep

El fuego quedó controlado ayer a las 23 horas y se ha dado por extinguido hoy a las 20 horas

Una familia de seis personas con tres menores de edad fue desalojada ayer por precaución de una vivienda cercana

El helicóptero del Ibanat interviene para apagar el fuego

El helicóptero del Ibanat interviene para apagar el fuego / Vicent Marí

Ángela Torres Riera

Ángela Torres Riera

El primer incendio de la temporada en Ibiza, que se inició ayer por la tarde, sobre las 18.30 horas, en la zona de es Coll des Vent de Sant Josep, se declaró extinguido esta tarde a las 20 horas. El fuego había quedado controlado por los servicios de emergencias ayer a las 23 horas del miércoles.

Siete brigadistas del Institut Balear de la Natura (Ibanat) con un camión autobomba han estado durante toda la madrugada y han extinguido esta tarde del jueves el fuego. También dos agentes de medio ambiente del Govern.

Los bomberos de Ibiza, por su parte, estuvieron interviniendo desde el inicio del incendio hasta la medianoche de ayer para apagar las llamas, que quedaron sofocadas sobre las 21 horas. Aunque el incendio todavía sigue activo.

El cuerpo de emergencias llamó el mismo miércoles a varios efectivos que no estaban trabajando durante la jornada para ampliar el servicio y hacer turnos hasta que fuera necesario.

Por otro lado, también estuvieron trabajando en es Coll des Vent miembros de Protección Civil, dos patrullas de la Policía Local de Sant Josep y la Guardia Civil.

El helicóptero del Ibanat se activó a lo largo de la tarde de ayer cuando los servicios de emergencias comprobaron la magnitud del incendio, que en total quemó 0,9 hectáreas del área forestal.

Justamente el pasado 1 de abril, se inició la temporada de alto riesgo de incendios, como informaron los bomberos de Ibiza en sus redes sociales.

El helicóptero del Ibanat apaga las llamas del incendio de Sant Josep

El helicóptero del Ibanat apaga las llamas del incendio de Sant Josep / Vicent Marí

Una de las consecuencias del fuego, además del desastre medioambiental, ha sido el desalojo de una de las familias que vive en una de las viviendas cercanas. En total, seis personas, incluidos tres menores de edad, han pernoctado en un hotel por precaución.

Por el momento, se desconocen las causas que originaron las llamas, aunque la sequía que sufre Ibiza y el comienzo de las altas temperaturas son un caldo de cultivo para que se den este tipo de emergencias.