Un acantilado de Porroig se hunde y sepulta seis casetas varadero y pone en riesgo estructuras de un hotel

El Ayuntamiento de Sant Josep ha puesto en marcha un plan de emergencia para proteger la zona

Vídeo del derrumbe en Porroig.

DI

El hundimiento de parte de un acantilado en el entorno de la bahía Porroig ha sepultado seis casetas varadero poniendo en riesgo algunas estructuras del Hotel Las Brisas, que se encuentra sobre sa Penya Roja, en el que se ha producido el desprendimiento de tierra. El Ayuntamiento de Sant Josep ha puesto en marcha un plan de emergencias para precintar la zona del suceso y evitar el acceso a cualquier persona.

Según informan desde el Consistorio, personal de Protección Civil informó en la jornada de ayer de que se había producido este desprendimiento y esta mañana se han trasladado a la zona el jefe de Seguridad del Litoral y una técnica de este departamento para valorar la situación, los daños y las medidas pertinentes. Se ha tomado la decisión de limitar el acceso y se ha informado a todos los vecinos para acotar completamente la entrada a este tramo de costa.

Asegurar el acantilado

Asimismo, se ha trasladado la información recabada a la Demarcación de Costas, autoridad competente en este espacio que se encuentra en el dominio público marítimo-terrestre, para que ponga en marcha las medidas pertinentes para asegurar la zona del acantilado si fuera necesario. "Desde el Ayuntamiento nos hemos puesto a disposición de Costas para hacer efectiva cualquier actuación que se considere oportuna", señalaron fuentes municipales. También se ha informado a Emergencias de las Illes Balears del suceso para que estudie las medidas de seguridad fijadas y evalúe la necesidad de tomar medidas adicionales.

Desde el Hotel Las Brisas también se han puesto en contacto y a disposición de la Demarcación de Costas para la evaluación de la seguridad de sus instalaciones, que se encuentran a pocos metros del acantilado afectado, según han informado desde el Ayuntamiento. En un vídeo en el que se puede ver la situación actual de la zona, se aprecia cómo una estructura del hotel ha quedado prácticamente al borde del precipicio.

"Se tiene que estudiar todavía el impacto de este desprendimiento y el riesgo potencial en esta zona. En cualquier caso, la prioridad del Ayuntamiento por el momento es la seguridad y evitar el acceso de cualquier persona a la zona", han recalcado desde el Ayuntamiento.

Suscríbete para seguir leyendo