La situación en la que se encuentran muchos centros educativos de Eivissa y Formentera, que han sido inspeccionados uno a uno en los primeros meses del mandato por el delegado de Educación en las Pitiüses, Juan Álvarez. Situaciones como la del instituto Xarc de Santa Eulària, del que se clausuró un edificio, son las más extremas, pero hay otras casi igual de peligrosas. Baños calificados de «indignos», falta de espacio, zonas que se inundan cada vez que llueve, aulas de educación especial sin un mínimo de dignidad, grietas, zonas insalubres... son el día a día de unos colegios e institutos que necesitan inversiones urgentes. Junto al IES Xarc, lo más preocupante es el estado de la Escola d’Arts, que el delegado califica de «escandaloso».

Las acusaciones de contraprogramación del 25N de diferentes entidades feministas al Ayuntamiento de Eivissa, que ya les obligó a cambiar el lugar en el que tenían previsto concentrarse y que se han repetido. Todo se arreglaría consultando la agenda. No parece tan difícil.