NARCOTRÁFICO EN IBIZA

El ajuste de cuentas que acabó con la desarticulación de la red de narcotráfico de Ibiza

Los disparos entre dos vehículos en diciembre de 2022 en el aparcamiento de un supermercado de Sant Jordi iniciaron la investigación policial

La Guardia Civil de Ibiza y la Policía Nacional han terminado de desmantelar hoy la organización criminal que operaba entre Ibiza y Madrid

Descubre las mejores fotos de la operación antidroga en ibiza

Descubre las mejores fotos de la operación antidroga en ibiza / ms

La operación 'Manguza', mediante la que se ha desarticulado una organización criminal que se dedicaba al tráfico de drogas entre Ibiza y Madrid, es el resultado de una investigación iniciada por la Guardia Civil de Ibiza en diciembre de 2022 a raíz del tiroteo entre dos vehículos en el aparcamiento de un supermercado de Sant Jordi, según han informado fuentes cercanas a este diario.

Los disparos, relacionados con un ajuste de cuentas por deudas por tráfico de drogas, según informó en su momento la Guardia Civil, tuvieron lugar en el 'parking' de este conocido supermercado cuando este estaba lleno de clientes, pues era el 22 de diciembre, día en el que muchas personas aprovechaban para hacer las compras para las comidas navideñas. Los hechos tuvieron lugar a las 20 horas del 22 de diciembre cuando un hombre disparó con un arma corta, desde el interior de un Volkswagen Golf de color blanco, contra otro vehículo con dos ocupantes en el interior, un hombre y su hijo, de 66 y 24 años respectivamente.

Investigación conjunta

Tras estos hechos, la Benemérita inició una investigación, tomo declaración a las víctimas y alertó a la Policía Local y al Cuerpo Nacional de Policía para localizar al agresor. Como resultado de estas primeras indagaciones, la Guardia Civil halló en un domicilio de la isla diversas cantidades de droga ocultas en un doble fondo de una botella de butano.

Unas semanas más tarde, debido a la colaboración entre ambos cuerpos de seguridad, el presunto autor del delito quedó detenido en Madrid. A principios de año, la Udyco (Brigada Central de Estupefacientes) de la Policía Nacional en la capital iniciaba una investigación propia contra el narcotráfico, según indican las mismas fuentes.

Durante estas líneas de investigación paralelas, los agentes descubrieron que algunos de los objetivos coincidían, por lo que decidieron unificar la operación.

La caída de la red

El resultado de esta investigación que se ha prolongado durante casi nueve meses ha sido, estos días, la caída de una red de tráfico de drogas en la que operaban numerosas personas. En total, la bautizada como 'Operación Manguza' se ha saldado con 27 detenidos a los que se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, blanqueo de capitales, usurpación de estado civil y robo con fuerza.

Por otro lado, en el marco del operativo se han realizado diez registros, ocho en Ibiza, y los otros dos en Pinto (Madrid) y Seseña (Toledo), en los que se han intervenido cinco kilogramos de MDMA, más de cuatro de cocaína, dos de ketamina, 750 pastillas de éxtasis, tres kilogramos de marihuana, 400 gramos de tusi, 300 dosis de LSD, cuatro armas de fuego, cuatro cargadores, casi 200 cartuchos y cerca de 60.000 euros, según ha informado esta mañana la Guardia Civil en una nota de prensa.

Las actuaciones, en las que participaron los cuerpos de élite de la Guardia Civil, se empezaron el pasado martes por la mañana y se prolongaron hasta las 19 horas del mismo día. Ayer, a las 15 horas, quince de los arrestados pasaron a disposición judicial. Diez de ellos han ingresado en prisión y los otros cinco han quedado en libertad con cargos.