Un vertido de aceite obliga a cerrar las calles de la Marina

Sobre las 12 horas, aproximadamente, se han reabierto al tráfico las últimas calles que quedaban cortadas en este barrio

El Ayuntamiento investiga el origen del vertido, que podría proceder del sistema hidráulico del algún camión

Las calles de la Marina y el cruce de la avenida de Santa Eulària y Bartomeu Roselló han tenido que ser cortadas este jueves por la mañana para limpiar un vertido de aceite en la calzada. El tráfico en la entrada a la avenida Bartomeu Roselló está restablecido, igual que el acceso al barrio de la Marina por la calle Aníbal, que antes estaba cortado.

Según informan desde el Ayuntamiento de Eivissa el vertido se produjo de madrugada y se ha puesto en marcha un dispositivo de limpieza desde el momento en que se ha tenido conocimiento. La Policía Local ha estado regulando el tráfico, desviando a los vehículos en un primer momento por la calle Carlos III y advirtiendo a los vehículos, sobre todo a las motocicletas, del peligro de deslizamiento por la calzada.

Los operarios de limpieza trabajaron para retirar el aceite de la calzada con desengrasante que posteriormente se retira con agua. El consistorio investiga el origen del vertido, que podría proceder del sistema hidráulico del algún camión.

Sobre las 12 horas, aproximadamente, se reabrían al tráfico las últimas calles que quedaban cortadas en la Marina por este incidente.