Coches más viejos y poco personal: los talleres de Ibiza están «saturados»

La falta de trabajadores especializados, el aumento de encargos y el envejecimiento del parque automovilístico provocan que los talleres mecánicos de la isla estén desbordados de trabajo y no puedan atender de manera ágil a su clientela

Vista general del interior de la nave de un taller de Grupauto en Eivissa.

Vista general del interior de la nave de un taller de Grupauto en Eivissa. / Vicent Marí

Los talleres mecánicos de Ibiza están saturados. La mayoría de ellos se encuentran superados por la carga de trabajo y no tienen los recursos humanos ni tampoco los recambios para atender toda la demanda que reciben. Algunos, ante la imposibilidad de atender a la clientela, se plantean incluso la posibilidad de cerrar una semana por agosto, algo insólito en la isla.

Es lo que explica Francisco de la Cruz, gerente de Grupauto y vicepresidente de la Asociación de Talleres Libres, Recambios y Afines de Ibiza y Formentera, vinculada a la Pimeef. El motivo principal de esta saturación laboral -al margen del aumento de trabajo durante los meses veraniegos, algo con lo que ya se cuenta y que se repite cada año- es, según De la Cruz, la repercusión de la actual situación económica en el bolsillo de los clientes: «La gente tiene menos dinero y, por lo tanto, se retrasa más al hacer las revisiones del vehículo. Los chequeos periódicos ya no se están haciendo. Si antes se cambiaba el aceite cada 10.000 kilómetros, ahora se apura y se cambia cada 13.000».

Las consecuencias de esta situación son claras: «Las piezas se deterioran y causan averías por la falta de mantenimiento».

Calor y flotas envejecidas

Otro factor que ayuda a este aumento de las averías en los vehículos es el envejecimiento de la flota de vehículos, que el vicepresidente de la patronal de talleres atribuye al incremento de precios: «De un año para otro, un coche que costaba 15.000 euros ha pasado a costar 17.000. Los fabricantes han subido precios y también lo ha hecho el impuesto de matriculación».

Un trabajador pone a punto un neumático en Cecauto. | VICENT MARÍ

Un trabajador pone a punto un neumático en Cecauto. / Vicent Marí

¿Afecta también la actual ola de calor a que los vehículos tengan que pasar más a menudo por el taller? Según Manuel García, gerente del taller Cecauto de Vila, las temperaturas de estos dos últimos veranos han sido la puntilla para algunos turismos: «Manguitos, radiadores, vasos de expansión… todo lo que es el sistema de refrigeración del vehículo es lo que más sufre durante estos días».

Son las enfermedades veraniegas de los coches. «Es algo que va a más», explica, «termostatos, electroválvulas que no hacen saltar los ventiladores. Es lo que sucede cuando se deja el coche al sol durante todo el día».

García coincide en el diagnóstico del vicepresidente de la Pimeef de que el envejecimiento del parque automovilístico ayuda a que aumente el trabajo de los talleres: «El precio de los coches ha subido y los híbridos son muy caros. Muchos están optando por comprar de segunda mano y los coches son cada vez más viejos».

Aumentan las averías, crecen los encargos acumulados en los talleres, pero no se incrementa la capacidad de trabajo. Francisco de la Cruz añade otro elemento que contribuye al colapso de los talleres mecánicos y es la dificultad de encontrar mano de obra especializada.

«No hay operarios cualificados», admite, «y por esta escasez, ha subido el coste de la mano de obra». De la Cruz explica que, a causa de la dificultad para encontrar trabajadores, los talleres deben realizar un esfuerzo extra para retener al personal: «Antes el trabajador se adaptaba a las condiciones de la empresa, ahora te diría que es al revés. Adaptamos los horarios a lo que nos piden».

Pese a todo, no se queja porque trabajo no falta y el negocio funciona, aunque no como quisiera: «Estamos bien, pero se trabaja de una manera precaria porque no llegamos a lo que nos piden y esto quien lo sufre es el cliente. No estamos dando el servicio que quisiéramos». Y pone como ejemplo que «el cliente ya ha asumido este retraso. Me parece penoso que ya se vea como algo normal que se tarde cinco días en que te cambien el aceite, pero así es como estamos».

Aumento del 30% de los vehículos que pasan por el taller

El inicio de la temporada turística y el aumento de la flota de vehículos en la isla, en su mayoría vehículos de alquiler, supone también un incremento del trabajo de los talleres mecánicos que se estima en un 20-30%. «Es lo habitual por estas fechas», explica Manuel García, de Cecauto. Pese a que las cifras respecto al verano anterior se mantienen estables en Ibiza, un informe de ámbito estatal publicado por Norauto afirma que el pasado mes de julio se produjo una subia del 30% de los vehículos que pasan por los talleres respecto al mismo mes del año 2022, según publica Europa Press.

Suscríbete para seguir leyendo