El presidente del Parlament, Gabriel Le Senne, comenzará el próximo lunes una ronda de reuniones con todos los partidos para empezar a preparar el pleno de investidura en el que, si hay acuerdo entre PP y Vox, Marga Prohens será investida presidenta del Govern. Ambos partidos apuntan al 4 de julio como fecha concreta. Los contactos se producirán por este orden: PP a las 9:30 horas; PSIB a las 10 horas; Vox a las 10:30 horas y Més per Menorca, a las 12:30 horas. Las reuniones seguirán el martes con Unidas Podemos (9 horas), Sa Unió de Formentera (9:30 horas) y Més per Mallorca (10 horas), si no hay ningún cambio de última hora.

El portavoz de campaña y vicesecretario de Cultura y Sociedad Abierta del PP, Borja Sémper, explicó ayer que los pactos para que Vox presida las mesas de los parlamentos autonómicos responden a que conllevan una función de gestión, orden administrativo y de ordenar los debates, pero que «no tiene contenido político programático».

«La mesa de los parlamentos, y yo he sido parlamentario autonómico, lo que hace es ordenar los debates, aplicar el reglamento en la dialéctica parlamentaria (...) no tiene contenido político programático», expresó Sémper al ser preguntado sobre por qué en Extremadura el PP rechaza pactar con Vox para formar un Gobierno autonómico pero sí le ha ofrecido la Presidencia de la Mesa.

En este sentido, relata que el PP tiene el mandato de «provocar el cambio» en España y en los ayuntamientos y en las comunidades autónomas, si bien este no va a suponer «una traición a los principios fundamentales que deben regir en la política española», como la buena educación y una dialéctica razonable.