Medalles d’Or y Premis al mèrit ciutadà | Premios a una trayectoria centenaria

Medallas de Oro del Consell de Ibiza : «Visca es Portmany, visca es Casino i visca Eivissa»

El Consell de Ibiza hizo ayer entrega de las Medalles d’Or y Premis al Mèrit Ciutadà con un acento especial en la tradición y en los proyectos colectivos que son referentes de la sociedad ibicenca surgidos de «nombres propios y propuestas con cara y ojos»

Isaac Vaquer

Isaac Vaquer

Precedidos por el repicar de castanyoles de la Colla d’Aubarca, avanzaron entre el público asistente en el Recinto Ferial los miembros de la corporación del Consell de Ibiza y los premiados en la ceremonia de entrega de las Medalles d’Or de l’Illa d’Eivissa y los Premis al Mèrit Ciutadà, que se entregaron anoche en una gala presentada por Armando Tur.

La música tradicional era una pista del homenaje a la tradición y a los proyectos colectivos que se vivió anoche en el centro de ferias y congresos.

Los máximos galardonados fueron dos entidades arraigadas en Vila y Sant Antoni: el Casino des Moll y la Sociedad Deportiva Portmany. Asociaciones centenarias de las que el presidente del Consell, Vicent Marí, celebró el siglo «haciendo piña, haciendo ciudad y pueblo, enriqueciendo y contribuyendo a la historia de nuestra isla». El actual presidente del Casino des Moll, Joan Marí, concluyó su discurso de agradecimiento con un vítor que resumía la noche: «Visca es Portmany, visca es Casino i visca Ibiza».

«Visca es Portmany, visca es Casino i visca Ibiza»

«Visca es Portmany, visca es Casino i visca Ibiza» / Isaac Vaquer

Mèrit ciutadà

El primer homenajeado de la noche con el premio al Mèrit Ciutadà, fue Joan Escandell, que por motivos de salud no pudo recoger el galardón. Al encargado del único molino en funcionamiento de Ibiza, que actualmente dirige su hija Lina Escandell, se le concede la distinción por su mantenimiento de este molino de piedra que sigue moliendo de forma tradicional, a 120 revoluciones por minuto.

A título póstumo se le concedió también este galardón a Luis Alberto Cros Trujillo, «un hombre como la copa de un pino a pesar de lo pequeño que era», decía la activista Carmen Tur en el vídeo de presentación, «desinteresado, excelente profesional que siempre atendió a cualquier enfermo aunque no le pudiese pagar». Cros fue uno de los impulsores del Movimiento Pro Radioterapia, que trajo este tratamiento a Ibiza. Recogió el premio su viuda, Concha Almudi.

Marí tuvo palabras para cada uno de los premiados y destacó que «no siempre son las grandes obras, los grandes triunfos, los que hacen evolucionar un pueblo sino que son, precisamente, los ejemplos surgidos de nombres propios, de propuestas con cara y ojos, los que permiten avanzar».

«Visca es Portmany, visca es Casino i visca Ibiza»

«Visca es Portmany, visca es Casino i visca Ibiza» / Isaac Vaquer

El presidente de la Asociación de Criadores del Ca Eivissenc de Ibiza y Formentera, Toni Serra, expresó su sorpresa ante este premio cuando normalmente están «acostumbrados a las zancadillas» en su labor de conservación y difusión de esta raza de perros. En el cóctel se pudo apreciar a dos ejemplares traídos para la ocasión de esta agrupación que ya tiene su eco en Castilla la Mancha y Andalucía con sendas asociaciones de cría de un perro «al que se le tiene gran aprecio en la Península».

En cuarto lugar recibió el premio la Federació de Colles de Ball i Cultura Popular d’Eivissa. Una representación de todas las collas se concentró en un rincón para repicar durante el aplauso. Su actual presidenta, Maria Marí, hizo extensivo el galardón a las collas que en algún momento formaron parte de la agrupación y la dejaron.

La colla d’Aubarca fue la encargada de actuar a mitad de la gala, dejando un agradable olor a enebro en el pasillo central del público y ofreciendo al público una muestra de los cuatro tipos de baile.

«Visca es Portmany, visca es Casino i visca Ibiza»

«Visca es Portmany, visca es Casino i visca Ibiza» / Isaac Vaquer

Medalles d’Or

Tras el baile fue el turno de los premios a los centenarios.

Primero al Casino des Moll, del que se hizo un recorrido por su trayectoria con el testimonio de miembros históricos como el expresidente de la entidad, Pedro Guasch, que recordó como ésta fue «una de las almas de la ciudad» tras la Guerra Civil, o la única presidenta de la entidad, Nieves Planells, gran impulsora del teatro en catalán en la misma, que evocó aquellos días en los que el Casino era el único lugar en el que podían mezclarse chicos y chicas.

Su actual presidente quiso mencionar en su discurso tras recoger el premio precisamente a Nieves Planells, que no pudo acudir al acto. Hizo un alegato por el cuidado de las tradiciones y la cultura de Ibiza. Joan Marí reivindicó la recuperación de la celebración del día en memoria a los corsarios de Ibiza el 7 de agosto y calificó el Casino como «nido de ibicenquismo para todos aquellos que se quieran sentir acogidos». Finalmente, apuntó la importancia de proteger «los valores tradicionales, las fiestas centenarias, la lengua, la cultura y aquello que nuestro ‘Set segles fa’ pronto cumplirá ocho siglos».

La «gran familia» de la Sociedad Deportiva Portmany recibió la segunda Medalla d’Or, tras un vídeo en el que hablaron antiguos directivos, jugadores, jugadoras y su presidente, Ignacio Andrés Roselló, que se encargó de recoger el galardón.

El presidente del club deportivo más longevo de las Pitiusas y uno de los más antiguos de Balears subrayó el papel del club como referente para el municipio y celebró que el Consell hubiera premiado a «entidades pequeñas que se hacen grandes a lo largo de cien años». «Somos un club deportivo pequeño pero con un capital humano muy grande», destacó, «desde los primero pasos en el campo de las Arenas hasta hoy, en el que ha andado un camino de piedras como las que tenían que quitar los primeros jugadores en el campo antes de empezar partidos y entrenos».

El presidente del Consell de Ibiza cerró el acto que sirvió para homenajear a personas y entidades que «son ejemplo, de lo que somos y de lo que queremos seguir siendo los ibicencos: gente comprometida y dinámica, con talento e iniciativa, que sabe crecer y afrontar sus dificultades sin esperar más recompensa que el éxito de una sociedad».

Suscríbete para seguir leyendo