Detenido en Ibiza por explotar a trabajadores en su restaurante a cambio sólo de comida y vigilados con cámaras

Los empleados no disponían de jornadas de descanso y recibían reprimendas si no cumplían con las condiciones impuestas

La comisaría de la Policía Nacional de Ibiza

La comisaría de la Policía Nacional de Ibiza / EP

E.P.

Agentes de la Policía Nacional en Ibiza han detenido a un hombre, de 54 años de edad y origen ecuatoriano, como presunto autor de dos delitos contra los derechos de los trabajadores extranjeros y de un delito de omisión de las normas de prevención de riesgos laborales.

La investigación, llevada a cabo por agentes de la Brigada de Extranjería y Fronteras, Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (Ucrif) de la comisaría en Ibiza, tuvo su origen en la denuncia interpuesta por una empleada de un local de restauración regentado por el presunto autor.

Según ha informado la Policía, la mujer denunció que su jefe daba ocupación en su local a ciudadanos extranjeros que carecían de permiso de trabajo en España, ejerciendo sobre los mismos un férreo control, aprovechando la situación de necesidad en la que se encontraban.

Personas latinoamericanas en situación irregular

Tras intensas labores de investigación y tras la realización de diversas tomas de declaración a otras personas empleadas en dicho restaurante, se pudo constatar que el hombre contactaba con personas latinoamericanas en situación irregular y que, aprovechando dicha situación de vulnerabilidad, les ofrecía la posibilidad de trabajar sin contrato al no disponer de permiso de trabajo.

El detenido iba imponiendo a las personas condiciones laborales abusivas, como trabajar a cambio de comida o gratis por considerar a los empleados "en prácticas". También les controlaba mediante cámaras de vigilancia y les obligaba a utilizar vehículos de reparto sin contar con licencia para conducir.

La investigación continuó con la realización de una inspección en colaboración con funcionarios de Empleo y Seguridad Social, localizando e identificando en el restaurante a un total de seis trabajadores, varios de los cuales no disponían ni de permiso de residencia ni de permiso de trabajo, impidiendo por tanto su alta en la Seguridad Social con la consecuente anulación de derechos laborales.

Sin descanso

Las personas contratadas se encuentran en una situación de necesidad económica que les lleva en muchos casos a aceptar cualquier condición que se les imponga. Los empleados no disponían de jornadas de descanso y recibían reprimendas si no cumplían con las condiciones impuestas. Asimismo, no contaban con ningún elemento de seguridad para el desarrollo de sus trabajos ni habían sido informados de los posibles riesgos asociados a su puesto de trabajo.

La Brigada de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional en Ibiza ha intensificado los controles a fin de evitar los fraudes a la Seguridad Social y, principalmente, para detectar posibles casos de explotación laboral y de delitos relacionados con dicho ámbito.