Descubre la calidad del agua de las playas de Ibiza por municipios

El año pasado fueron 21 las zonas de baño calificadas como “excelentes”, una más que en 2021, según informa IbizaPreservation

Redacción

El año 2022 registró una "leve mejoría" en lo referente a la calidad de las aguas de baño de Ibiza, según los datos analizados por la Alianza por el Agua para el Informe de Sostenibilidad de Ibiza 2022 que actualmente está elaborando el Observatorio de Sostenibilidad de IbizaPreservation.

Así, el año pasado, y según los datos que se obtienen del Govern balear y del Ministerio de Sanidad, fueron 21 las zonas de baño calificadas como “excelentes”, una más que en 2021, según ha informado en un comunicado IbizaPreservation.

Como novedad, el año pasado se incorporó como punto de muestreo la playa de Es Niu Blau, en Santa Eulària, cuya calidad fue excelente, mientras que se ha dejado de monitorizar Cala Xuclà.

En cambio, las playas en las que se registró un descenso de la calidad de las aguas de baño son Cala Bassa, que ha pasado de calidad “excelente” a “buena”; y la de Portinatx que ha pasado de “buena” a “suficiente”; mientras que la de Cala Pada ha mejorado su situación pasando de “buena” a “excelente”. Los demás puntos de baño, por su parte, han mantenido su calidad.

Contaminación por bacterias fecales

Otro dato positivo, según indica Itziar Arratibel, coordinadora del Observatorio de Sostenibilidad de IbizaPreservation, es que también los episodios de contaminación por bacterias fecales disminuyeron en 2022 respecto de 2021.

“El año pasado se realizaron muestreos en 41 puntos de baño diferentes; de estos, cuatro ofrecieron valores superiores a los permitidos legalmente debido a contaminación por bacterias fecales”, explica Arratibel, quien asegura que, pese a ello, estos datos constituyen una “notable mejora, ya que en 2021 se dieron 20 eventos en 13 puntos distintos”.

De esta forma, a lo largo del periodo estival de 2022 se recomendó no bañarse en una única ocasión en la Platja des Pouet, en el centro de la bahía de Sant Antoni, en la Platja de Santa Eulària y en s’Illot, en Sant Joan.

Evolución histórica de la calidad de las aguas por municipios

En lo referente a la evolución histórica de la calidad de las aguas de baño desde 2010, se aprecia una disminución gradual muy significativa de la calidad de las aguas de baño en Ibiza ya que en el año 2010 la totalidad de las aguas analizadas fueron clasificadas como “excelentes”; sin embargo, la calidad ha descendido en el 48,8 % de los puntos de muestreo a lo largo de los últimos 12 años.

La coordinadora del Observatorio, explica que “este descenso cualitativo de las aguas de baño a nivel municipal no se presenta de manera homogénea”. Según Itziar Arratibel, en el caso del municipio de Ibiza, la calidad ha disminuido en los tres puntos de muestreo localizados en la playa de Talamanca y en ses Figueretes.

Galería de imágenes de la posidonia de la bahía de Talamanca

Galería de imágenes de la posidonia de la bahía de Talamanca / GEN-GOB

Mientras tanto, en Sant Antoni la pérdida cualitativa se ha dado en cinco localizaciones de las seis en las que se lleva a cabo el muestreo. De estas, tres se encuentran en la zona de la bahía, dos con calidad “suficiente” y un punto con calidad “buena”; además, en la playa des Pouet, en Cala Gració y en Caló des Moro la calidad es “buena”; mientras que en Cala Salada se mantiene la calificación de “excelente”.

Cala Salada, Ibiza.

Cala Salada. / DI

En lo referente a Santa Eulària, son tres las zonas de baño que han empeorado su calidad en estos 12 años: pasan de calidad “excelente” a “buena” las playas urbanas des Riu y de Santa Eulària, y la playa de Cala Llonga.

Cala Llonga.

Cala Llonga. / TONI ESCOBAR

Asimismo, en las zonas muestreadas del municipio de Sant Joan la calidad de las aguas ha disminuido en cuatro puntos de muestreo: en el Port de Sant Miquel y Benirràs la calidad ha pasado a ser “buena”, y en s’Arenal y Portinatx ésta ha descendido a “suficiente”.

Instalan la primera cámara de monitorización de playas en Benirràs

Benirràs. / Vicent Marí

Por último, en Sant Josep el descenso se ha dado en cinco puntos de muestreo, concretamente en la Platja des Pinet, Badia de Sant Antoni, Port

des Torrent, Cala Bassa y Cala Vedella, calificadas en 2022 como “buenas”.

Barcos fondeados en Cala Vedella.

Barcos fondeados en Cala Vedella. / Vicent Mari

Por todo ello, desde el Observatorio de Sostenibilidad de IbizaPreservation celebran la ligera mejora registrada respecto de 2021, pero insisten en que lo óptimo es lograr que todas las aguas de baño de la isla de Ibiza vuelvan a ser “excelentes” no solo para garantizar la salud de las personas que disfrutan de dichas aguas, sino muy especialmente, para asegurar el estado óptimo de la biodiversidad marina que se ve afectada por la degradación de las aguas registrada desde 2010.