Llama la atención

La llegada de Marlaska a Ibiza

La llegada de Marlaska a Ibiza

La «decepción» que ha provocado la visita del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a Ibiza el pasado lunes entre los representantes de la Guardia Civil y la Policía Nacional. Los agentes de los dos cuerpos esperaban un anuncio más concreto sobre las medidas que se pueden aplicar para paliar los problemas de vivienda en las islas, tras salir a la luz los casos de guardias civiles que tienen que vivir en furgonetas y caravanas. Pero se encontraron con un clásico «estamos trabajando en ello». De la decepción pasaron a la «indignación» y algunos incluso afirmaron que el ministro vino a Ibiza «a reírse en su cara».

Y siguiendo con el problema de la vivienda, llama la atención que muchos de los aspirantes que se presentaron el martes a las pruebas para ejercer de socorristas en las playas de Santa Eulària confesaran que tienen que vivir también en caravanas y furgonetas. La situación en las islas es tan grave que lo excepcional, que alguien viva en un vehículo, se ha convertido en habitual.