La Escuela de Hostelería abrirá sus puertas el próximo curso para «retener el talento de Ibiza»

La presidenta Armengol anuncia becas de 2.500 euros para estudiantes de Formentera y otras islas

Eugenio Rodríguez Martos

Eugenio Rodríguez Martos

A escasos días para que, con la convocatoria de las elecciones locales y autonómicas de mayo, ya no se puedan cortar cintas, el Govern balear y el Consell organizaron ayer un acto multitudinario, con la asistencia de cerca de un centenar de personas, para presentar, una vez finalizadas las obras, la nueva Escuela de Hostelería de Ibiza, ubicada en sa Coma y que abrirá sus puertas al alumnado el próximo curso, a partir de septiembre.

Marí, Armengol y otras autoridades durante la visita a una de las cocinas de la escuela. | VICENT MARÍ

Marí, Armengol y otras autoridades durante la visita a una de las cocinas de la escuela. | VICENT MARÍ / eugenio rodríguez. eivissa

La puesta en marcha de los nuevos cursos será gradual, según la directora de la Escuela de Hostelería de Balears, Maria Tugores, que señaló que «la escuela está acabada, pero vacía». Quedan meses por delante para licitar el mobiliario de las aulas, la cocina (de tres pistas y 840 metros cuadrados en la que podrán trabajar hasta 26 personas) y el bar-restaurante con capacidad para 150 personas y que permitirá que los alumnos puedan aprender también con «clientela real».

La Escuela de Hostelería abrirá sus puertas el próximo curso para «retener el talento de Ibiza»

La Escuela de Hostelería abrirá sus puertas el próximo curso para «retener el talento de Ibiza» / eugenio rodríguez. eivissa

La nueva escuela tendrá capacidad para acoger a entre 400 y 500 alumnos. Además de los grados de Formación Profesional, en este centro también se impartirán los cursos de formación del SOIB y de certificados de profesionalidad, además de títulos propios y a la carta en función de las necesidades y demandas del sector.

La nueva infraestructura educativa, que depende del Govern, ha tenido un coste de ocho millones de euros y la mitad lo ha financiado el Consell de Ibiza. Precisamente por ello, el presidente del Consell, Vicent Marí, aseguró que pese a «la voluntad de colaborar» con la Comunitat Autònoma para construir esta escuela, la institución insular «no renuncia a lo que merece y le corresponde». «Seguiremos reivindicando desde Ibiza lo que es justo, pero capitaneando también lo que merece Ibiza», añadió Marí.

También resaltó que con la nueva Escuela de Hostelería, que calificó de puntera y pionera», Ibiza dará «un importante salto de calidad en la formación y profesionalización» del sector al «apostar por la excelencia».

Becas de 2.500 euros

En este sentido, la presidenta del Govern, Francina Armengol, destacó que esta escuela tiene «un punto diferencial», con unos recursos y oferta que no hay en otras islas, al tiempo que anunció que la Comunitat Autònoma financiará becas de 2.500 euros anuales para estudiantes de Formentera y otras islas que decidan formarse en sa Coma.

Por su parte, el conseller balear de Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, destacó que esta escuela debe servir para «retener el talento que hay en Ibiza». Así, en la mesa redonda posterior protagonizada por algunos de los cocineros más reconocidos de la isla, el chef José Miguel Bonet reconoció que esta escuela le hace sentir «envidia». «Me hubiera gustado formarme en una escuela como esta», dijo, al tiempo que rememoró sus inicios con el maestro Felipe de Peña en el SOIB.

El chef Óscar Molina destacó que las instalaciones son «increíbles» y «no tienen nada que ver» con muchas de las que ha visitado. «Podéis sacar pecho. Es un paso más para posicionarnos donde queremos y que Ibiza no sólo sea un referente por una parte del ocio», subrayó.

Problemas de personal

La cocinera Marga Orell, formada en la primera promoción de la Escuela de Hostelería de Balears, recordó que cuando abrió su restaurante en Ibiza, no podía contar con personal de prácticas por los problemas de desplazamiento desde la escuela de Palma.

De hecho, Bonet agregó que, al oír al presidente Marí que también se proyecta una residencia de estudiantes en sa Coma, le elimina «una preocupación». Este chef dijo que la falta de persona es «un drama». «No lo vamos a solucionar hoy, pero aquí están las personas que pueden hacerlo», añadió. Su compañero, el chef Íñigo Rodríguez, también incidió en los problemas que tiene el sector por «la falta de personal» y apuntó, utilizando «un símil futbolístico», que esta escuela será «la cantera».

Suscríbete para seguir leyendo