Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Contrataciones polémicas

Ibiza, Caso Sonitec: Santa Eulària sí pide varias ofertas para contratos menores

El edil de Fiestas de Sant Antoni cree que «es habitual» no pedir tres presupuestos a empresas antes de asignar un contrato menor, pero en la Villa del Río (donde gobierna el PP) y Sant Josep desmienten esa afirmación

Un concierto en Sant Josep celebrado el pasado año. | TONI ESCOBAR

«Nunca», responde Antonio Ramón Marí, edil de Fiestas de Santa Eulària, cuando se le pregunta cuántas veces le ha remitido el interventor del municipio informes de omisión de la función interventora, algo que suele ocurrir cuando la tramitación de algún contrato se ha saltado lo que marca la ley: «Nunca me llegan. Cuando procedemos a la contratación de algún servicio y los técnicos ven que hay alguna duda, el técnico de contratación la resuelve y dice si procede o no». El interventor de Sant Antoni firmó 90 reparos por facturas emitidas en sólo un año por la concejalía de la que es titular Miguel Tur. De ellas, 45 eran de Sonitec o de su administrador único (y amigo de la infancia de Tur), Vicente Escandell Marí. En Santa Eulària, cero.

Miguel Tur afirma que esa costumbre que tiene, desde 2019, de adjudicar a su amigo decenas de trabajos a dedo es «una práctica que está mal, pero que es habitual en muchos ayuntamientos». En el de Santa Eulària, al menos por lo que cuenta Antonio Ramón, no parece que sea la costumbre. En el caso de los programas de fiestas de los pueblos siguen un procedimiento estricto (que marca la legislación sobre contrataciones de la administración pública) que depende del coste del trabajo: «Para todo aquel servicio que sea inferior a 5.000 euros, se hace una propuesta de gasto y se adjudica directamente a una empresa que nosotros elegimos; normalmente tenemos un guiño con aquellas que son locales, de Santa Eulària», explica Ramón. Es lo habitual.

En aquellos supuestos que superan los 5.000 euros y llegan hasta los 18.000 euros inician «un proceso administrativo por ser un contrato menor». Desde el Consistorio «se manda la oferta a un mínimo de tres empresas que pueden proporcionar ese servicio»

decoration

Pero en aquellos supuestos que superan los 5.000 euros y llegan hasta los 18.000 euros (con IVA incluido) inician «un proceso administrativo por ser un contrato menor». En esos casos, desde el Consistorio «se manda la oferta a un mínimo de tres empresas que pueden proporcionar ese servicio». Esto, que también aparece claramente en la legislación sobre contratos, no ocurre en el caso de la concejalía de Fiestas de Sant Antoni, departamento que admite (también el alcalde, Marcos Serra) que no pide presupuestos a otras empresas de sonido cuando el coste supera los 5.000 euros, de manera que acaba asignando a dedo los trabajos a Sonitec o a Escandell. Miguel Tur alega que la empresa de su colega da «un servicio integral» y es la mejor. Y punto. Ese conocimiento y esa decisión no es fruto de cotejar lo que Sonitec ofrece con las ofertas presentadas por otras empresas: se otorga el servicio sin saber si hay quien puede hacerlo mejor o más barato.

Para la oferta más económica

La parte principal de ese contrato menor, detalla el edil de Santa Eulària, «es una memoria técnica de lo que se requiere: en temas de sonido, se adjunta el rider técnico», que detalla las necesidades técnicas de un artista o banda para realizar como es debido su espectáculo. «Como mínimo —añade Ramón—, en estos casos se tiene que enviar la propuesta a tres empresas que puedan cumplir con el servicio, y ellas hacen una oferta. Principalmente se valora el tema económico. Cuando se abren los sobres se ve cuál ha hecho la mejor propuesta y se le adjudica». De las tres a las que se piden las ofertas, pueden presentarse las tres, dos o una sola porque al resto no le interesa ese servicio. Varias empresas de sonido de la isla y de Sant Antoni denuncian, precisamente, que desde 2019 no les han pedido ofertas desde ese departamento de Fiestas: «Todo se lo dan a Sonitec», critican.

En el caso de los trabajos que supongan más de 18.000 euros «debe haber una licitación abierta, a la que se puede presentar cualquier empresa de Europa». En Fiestas de Santa Eulària han tramitado «muy pocas. Una de ellas fue la de las luces de Navidad». En Sant Antoni hay menos, pues se opta por fragmentar servicios (se dan casos en los que para el mismo evento facturan Sonitec y Vicente Escandell a la vez) para que no sobrepasen el límite de los 15.000 euros más IVA, pero también hay casos en los que se superó esa cantidad y no hubo licitación alguna.

¿Se reparten entre varias empresas los contratos relacionados con sonido y escenarios en Santa Eulària? Antonio Ramón da los nombres de más de media docena de sociedades, incluida Sonitec. ¿Y alguna se lleva todo el pastel? «Trabajamos con todas las empresas», insiste.

«No hacemos las cosas igual que en Sant Antoni. Ni damos tampoco un millón de euros a una sola empresa en tres años y medio, ni siquiera, a las ocho empresas juntas con las que trabajamos"

decoration

«No hacemos las cosas igual que en Sant Antoni. Ni damos tampoco un millón de euros a una sola empresa en tres años y medio, ni siquiera, a las ocho empresas juntas con las que trabajamos. No gastamos tanto en festejos. Al año, unos 380.000 euros», indica Cristina Ribas, edil de Fiestas de Sant Josep, municipio que gobierna el PSOE en coalición con Unidas-Podemos. Esa cantidad incluye la sobrasada del inicio de fiestas de Navidad y más de 150 conciertos. «Nosotros —insiste la edil— repartimos. Como el municipio es muy grande, dependiendo de los pueblos vamos llamando a empresas. A bastantes, unas ocho de sonido», del municipio y de fuera de él. Hay «eventos menores» para los que sus organizadores (por ejemplo comisiones de fiestas) piden al Ayuntamiento encargarse ellos mismos del sonido. A veces se otorga el servicio a «gente que tiene pequeños equipos». «También, en otras ocasiones, las asociaciones ya han hablado directamente con alguna empresa de sonido y, si nos parece un precio razonable, lo asumimos y contratamos con la que nos proponen», comenta Ribas. Pero cuando los eventos «son muy grandes» solicitan «varios presupuestos» y se decantan «por el que sale más barato».

Otra cosa son los escenarios de Sant Josep: «Fueron licitados hace un par de años. Tenemos muchos eventos al ser un municipio muy grande, por lo cual decidimos sacar ese asunto a concurso, que ganó una empresa». El contrato es por dos años prorrogables a otros dos, y por cada anualidad se pagan 220.000 euros más IVA. Incluye los escenarios pero también el montaje del mercadillo de los sábados en Sant Josep, la Fira de la Sal y los eventos que van surgiendo. Según Ribas, sólo se presentó al concurso una empresa, la que ganó

«Ahora estamos trabajando para sacar la licitación de los equipos de sonido de todas las fiestas de los pueblos. Puede que vaya por lotes y por pueblos. Estamos mirando números, pues es mucho dinero», detalla la concejala de Fiestas.

Compartir el artículo

stats