Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista
Bartomeu Marí Promotor cultural

Bartomeu Marí, promotor cultural: «Inventar y crear no es lo mismo. Hasta el siglo XVIII solo Dios creaba; el artista representaba»

«Es muy bueno, a veces, poner el contador a cero y recomenzar de la nada. La repetición inconsciente es nociva; la consciente, tradición»

Bartomeu Marí, en la exposición ‘Zero. Lejos del vacío’, en el IVAM. | MIGUEL LORENZO

Bartomeu Marí (Ibiza, 1966) conoce bien grandes y pequeños museos. Entre otros cargos, ha sido director del MACBA y, en los 90, conservador del IVAM, donde ahora es comisario. El miércoles regresa al museo valenciano para presentar la conferencia sobre la muestra ‘Zero’ que ofrecerá el historiador del Arte italiano Marco Meneguzzo.

La exposición ‘Lejos del vacío. ZERO y el arte de posguerra en Europa’ en el IVAM de València cierra sus puertas el próximo 12 de febrero. Este miércoles, el historiador del Arte italiano Mario Meneguzzo impartirá una conferencia alrededor de este colectivo artístico, en la que estará presentado y acompañado por el comisario de la muestra, el ibicenco Bartomeu Marí. Marí ha sido director del Museo Nacional de Arte Moderno y Contemporáneo de la República de Corea, director del MACBA y del MALI de Lima, o del Centro de Art Witte de With en Róterdam. Ha sido también comisario de la Bienal de Taipei y del Pabellón Español de la Bienal de Venecia. Fue, además, conservador del IVAM a principios de los 90.

¿Cómo de importante es empezar de cero?

Es muy bueno, a veces, poner el contador a cero y recomenzar de la nada. La repetición inconsciente es nociva; la consciente se llama tradición. Después de la II Guerra Mundial un grupo de artistas en Europa decidieron desprenderse del bagaje de la generación anterior y buscaron hacer un arte liberados del horror, la destrucción material y moral que vivieron en la guerra de niños. Ellos recomenzaron de cero.

¿Está todo inventado?

¡Noooo! Inventar y crear no es lo mismo. Hasta el siglo XVIII solo Dios creaba; los artistas representaban, es decir, transformaban la materia, le daban forma.

Estamos en el Año Picasso y Año Sorolla, cada uno a su modo marcaron tendencia.

Sí, claro. Aunque me temo que marcar tendencia es un fenómeno mercantil. Los tiktokers y los youtubers marcan tendencia. Picasso y Sorolla son parte de la historia del arte por otras razones.

¿La pandemia ha obligado a nuevas formas de comunicar y hacer arte?

Quisiera pensar que sí, pero en realidad no. El sistema artístico hoy es idéntico al existente antes de la pandemia. Las organizaciones no quieren cambiar.

¿Existe algo más opuesto al mundo del arte que la burocracia?

Una gran parte del mundo del arte es esencialmente burocracia. La burocracia se asienta en la repetición acrítica de los mismos gestos, es decir, en el estilo.

Sin embargo, un director de museo debe encontrar el equilibrio perfecto entre esos dos aspectos.

El equilibrio debe ser entre creatividad y capacidad de gestión, es decir, entre la invención y la eficacia.

Conoce museos de todo el mundo y de toda índole, grandes y pequeños, con grandes presupuestos y más ajustados. ¿Lo más grande siempre es mejor?

Para muchos, el tamaño sí importa. Lo mejor es lo eficiente y hoy en día lo más grande no tiene nada que ver con la eficiencia. Se continúan creando nuevas instituciones y se amplían las existentes, como si se pudiera crecer infinitamente. Es hora de que nos encojamos, de que decrezcamos, que consumamos y polucionemos menos, que reciclemos más y seamos menos predadores, que nos preparemos para la adaptación profunda.

¿En cuáles resulta más gratificante trabajar?

En la institución que proporcione más libertad y felicidad. He trabajado en instituciones minúsculas y he dirigido uno de los museos de arte contemporáneo más grandes del mundo. Las dos, y todas las experiencias intermedias, fueron maravillosas.

Ha creado la fundación ALTTRA con Rosario Nadal. ¿Cuál es la intención de este proyecto?

Rosario Nadal y Blanca Cortés son las socias ideales para inventar nuevas maneras de trabajar con artistas y con grupos de ciudadanos, que no son solo receptores, espectadores de las obras: también ellos son creadores a la par que destinatarios y usuarios.

¿Hasta qué punto debe depender un museo de los mecenas?

Los museos no deben depender de mecenas ni deben ser instrumentos de ideologías políticas.

¿Qué modelo de museo defiende Bartomeu Marí?

Uno que es impredecible pero que es muy comprensible y amable, que se entiende, que educa, entretiene, interroga, innova y permite que todos disfruten. A veces también puede molestar. Un museo que no tiene miedo y que es responsable.

Quedan pocas semanas para que la exposición ‘Lejos del vacío’ cierre sus puertas. ¿Cómo animaría a quien aún no la ha visitado para que no se la pierda?

Es un privilegio poder ver cómo hace 65 años, una vida, artistas europeos se desprendieron del abatimiento y el embrutecimiento de la guerra y crearon un nuevo mundo, desde cero. Que eso nos ayude a pensar nuestra propia posguerra, deseando que la guerra acabe pronto. El IVAM hace que València sea una de las capitales europeas del arte.

Compartir el artículo

stats