15.803 ejemplares de más de 60 especies diferentes pasan el invierno a las zonas húmedas de los diferentes espacios naturales protegidos de las Balears, según los datos ofrecidos hoy por la conselleria de Medio Ambiente. Este es el resultado del recuento que se realiza anualmente el mes de enero y donde participan, además del personal de los espacios naturales, ornitólogos y voluntarios colaboradores.

En el Parque Natural de ses Salines de Ibiza y Formentera se han censado 1.900 aves de 35 especies diferentes, 1.604 de las cuales se han observado en Ibiza y 296 en Formentera. La especie más numerosa en Ibiza es el flamenco (Phoenicopterus ruber) : se han contado 565 (550 en Ibiza y 15 en Formentera), seguido por el chorlito común (Pluvialis apricaria) con 279 ejemplares (147 en Ibiza y 132 en Formentera), el tarro blanco (Tadorna tadorna) con 250 individuos (184 en Ibiza y 66 en Formentera) En Formentera destaca el chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), con 113 ejemplares (en Ibiza se han contado 64) y el zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis) con 130 ejemplares (en Ibiza se han observado 20). El censo de Ibiza y Formentera está coordinado por el servicio de Agentes de Medio Ambiente y participan ornitólogos y naturalistas del GEN-GOB, así como otros voluntarios.

En las albuferas del norte de Mallorca pasan el invierno 11.134 aves acuáticas de 62 especies diferentes. La mayoría, 8.976, han sido localizadas en el Parque Natural de la Albufera de Mallorca. En la Reserva Natural de la Albufereta se han visto 1.793, en Maristany 168 y en l'Estany dels Ponts,197.

Este año, las especies que más bajan en cuanto a observaciones son las fochas (Fulica atra), los ánades reales (Anas platyrhynchos), los porrones (género Aythya) y la avefría (Vanellus vanellus). En el caso contrario, las especies de las que aumentan las observaciones son los flamencos (Phoenicopterus ruber), los picos de avoceta común (Recurvirostra avosetta), los chorlitejos patinegros (Charadrius alexandrinus) y los tarros blancos (Tadorna tadorna).

Campos y Mondragó

En cuanto al Parque Natural Es Trenc – Salobrar de Campos se han observado 2.740 ejemplares de 38 especies diferentes. Los censos se han hecho en el Salobrar de Campos, las Salines de s’Avall, la playa des Trenc y al islote de na Llarga. Las especies más abundantes han sido los chorlitos, con 860 ejemplares, los flamencos, 319 ejemplares, chorlitejo patinegro, con 235 ejemplares. Por debajo los siguen el tarro blanco, el correlimos, la avefría, el correlimos chico (Calidris minuta), el ánade real (Anas platyrhynchos) y la avoceta común.

Destaca el número de ejemplares de avefrías en el islote de na Llarga, donde se han contabilizado hasta 470. La avefría es un ave invernante que se comporta de manera gregaria formando grupos que pueden ser muy numerosos. Los conteos realizados en este islote confirman la importancia de los islotes para las especies de aves marinas donde encuentran un lugar adecuado para descansar y reproducirse.

En el Parc de Mondragó se han observado 29 aves de 11 especies diferentes. Las más observadas han sido la cerceta común (Anas crecca) con 7 individuos, los anades reales (Anas platyrhynchos) con 5 ejemplares, las pollas de agua (Gallinula chloropus) con 4 ejemplares, seguidas del andarríos chico (Actitis hypoleucos), la lavandera (Motacilla cinerea), la acgachadiza (Gallinago gallinago), la garza blanca (Casmerodius albus), el martín pescador (Alcedo atthis), la focha (Fulica atra) , el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis) y el zampullín común (Tachybaptus ruficollis).