Día del Periodista 50% DTO. Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Forada

Fiestas de Ibiza: Cantos y folclore para la patrona de Forada

El coro parroquial de Sant Antoni, en la ceremonia religiosa, y Sa Colla de Buscastell, con la exhibición de ‘ball pagès’, dan la nota de color en un día grande de cielo nublado y con menor afluencia de público que en otras ocasiones

21

Galería de imágenes de las fiestas de Forada de Buscastell Vicent Marí

«Esto es un barrio, pero nuestras fiestas se celebran como si fuera una capital porque viene gente de todas partes de Ibiza», dice con orgullo José Torres Prats, que lleva casi cincuenta años viviendo en Forada y ha visto nacer y crecer estos festejos patronales. Es uno de los primeros, junto a su mujer, Josefa Costa Torres, en llegar a la capilla para honrar a la patrona, la Inmaculada Concepción. Les da la bienvenida María Victoria Montoro, que vive justo al lado y se ocupa del mantenimiento y el cuidado del pequeño edificio religioso. También están ya allí algunos de los componentes del coro parroquial de Sant Antoni, que cantarán durante la misa. A falta de Carmen Ferrer, que «está de viaje», en esta ocasión les dirigirá Marià Torres, apunta Pepe Dorante, el guitarrista de la formación.

Afuera empiezan a congregarse los miembros del Grup folklòric Sa Colla de Buscastell, que se hacen una foto de familia frente a Can Tixedó Art Café. «Somos unos 25», calcula Lina Prats, que lleva quince de sus veintes años en esta agrupación folclórica. Hoy (por ayer), le acompaña su hermana, Marga, y su madre, Catalina Boned. Son de la zona, «del Camí de sa Vorera». «Para nosotros ésta es una fiesta muy importante y emocionante, sobre todo después de habernos pasado un tiempo sin poder celebrarla por la pandemia», comenta la progenitora, que lleva, como sus hijas, la mantellina en las manos. Con este complemento de tela blanca o beis ribeteada de negro cubrirán sus cabezas durante la ceremonia religiosa, que está a punto de empezar.

Entre los miembros de la colla, destacan los benjamines Leyre, de cinco años, y Dani, a punto de cumplir los tres, ataviados con la vestimenta tradicional. «El año pasado en estas fechas estrenaron los trajes por primera vez», cuenta su madre, Natalia Blánquez. Lo del ball pagès estos niños lo llevan en la sangre. «Su padre, sus abuelos y su tío bailan», explica esta vecina de Sant Rafel.

Llegan los primeros políticos y los representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El concejal de Ciudadanos en Sant Antoni, José Ramón Martín, que hace unos días anunció su salida del ejecutivo local que preside Marcos Serra, del PP, charla, entre otros ediles, con la responsable de Servicios Sociales, María Ramón Boned. El alcalde de Sant Antoni y el presidente del Consell de Ibiza, Vicent Marí, entran juntos a la capilla.

El espacio se llena rápidamente. Uno de los últimos en entrar es Joan Torres. El concejal del Pi, destituido hace unos días como primer teniente de alcalde de Sant Antoni, se queda de pie, al fondo en un lugar discreto.

Comienza la misa, presidida por el párroco de Sant Antoni, Francesc Xavier Torres Peters, al que le afonía le obliga a acortar sus intervenciones y reducirlas a la mínima expresión. Elmer Saludares, nombrado vicario de Sant Antoni a finales de agosto, es el encargado de oficiar la ceremonia religiosa, que da comienzo con la música y los cantos del coro de Sant Antoni, que interpreta un tema de adviento, ‘La Virgen sueña caminos’.

Tras la misa, cerca de doscientas personas se concentran junto a la capilla para ver bailar a la Colla de Buscastell y probar el vi y los bunyols. Pepa Ribas Torres, de Can Tixedó, observa el grupo desde la distancia. «No veo tanta gente como otros años, quizás sea porque parecía que iba a hacer mal tiempo», comenta.

Compartir el artículo

stats