Día del Periodista 50% DTO. Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presupuesto del Consell

Cruce de acusaciones del gobierno y la oposición sobre el exceso de subvenciones a dedo en Ibiza

El PP y Ciudadanos aprueban el último presupuesto de este mandato, el más alto de la historia, entre acusaciones de PSOE y Unidas Podemos de que son "clientelares y antisociales"

17

Todas las imágenes del pleno del Consell de Ibiza donde se han aprobado los presupuestos. Vicent Marí

El Consell de Ibiza ha aprobado esta mañana en un pleno extraordinario, con el voto en contra de PSOE y Unidas Podemos, el último presupuesto de este mandato, que, con un total de 120,2 millones de euros, supone el más elevado de la historia de la institución. De nuevo, la concesión de subvenciones nominativas, directas sin concurrencia pública, ha centrado buena parte de las críticas de la oposición. De hecho, la interventora advierte de nuevo que el 43,4% de las subvenciones (3,8 millones del presupuesto ordinario) son nominativas cuando la ley especifica que esta modalidad debe ser excepcional. «La excepcionalidad prevista en la ley llega al 43,5% de los créditos. El año pasado representaba el 44,6%. Continua en la misma línea, siendo un porcentaje elevado para considerarlo como una excepcionalidad», indica en su informe la interventora.

El portavoz del grupo del PSOE, Vicent Torres, ha destacado que, sumando el presupuesto que gestiona la empresa pública Fecoev, el equipo de gobierno repartirá en subvenciones nominativas y contratos a dedo «ocho millones de euros antes de las elecciones un total, sin contar el medio millón de euros que se llevará el Grupo Prensa Pitiusa, el órgano de propaganda del PP». «Esto tiene un nombre: clientelismo», ha denunciado el expresidente socialista.

En su réplica, el conseller de Hacienda, Salva Losa, ha explicado que la ley establece que en las subvenciones nominativas debe aparecer el nombre y apellidos del destinatario y el importe de la transferencia, pero destacó que el gobierno del PP y Ciudadanos pone también «el objeto» por una cuestión de «transparencia». Dicho esto, Losa ha recordado que en el pasado mandato, en el presupuesto de 2016 aprobado por la izquierda, figuraba una partida de 2,1 millones para subvenciones nominativas «sin nombres y apellidos». «Nuestra lista de clientes es pública. Para quién eran estas subvenciones nominativas», ha cuestionado el conseller del PP.

La bancada del grupo de Unidas Podemos, abajo, y el PSOE, arriba, esta mañana en el pleno del Consell. Vicent Mari

El vicepresidente segundo, Javier Torres, de Ciudadanos, ha preguntado también a los dos grupos de la oposición qué partidas de las subvenciones nominativas eliminarían. «Díganme una y luego van a la entidad o al club afectado y se lo explican», ha remarcado.

Digan a que entidad o club le quitarían la subvención nominativa y luego van y se lo explican

Javier Torres - Vicepresidente segundo

decoration

El portavoz de Unidas Podemos, Antonio Saucedo, ha puntualizado acto seguido que «no se trata de quitar una u otra», sino de «justificar» las cantidades que se asignan por esta vía. «No se sabe nada porque se desconocen las bases y no explica nada. No se puede saber por qué a un club se le da más o menos. Ustedes utilizan la estrategia de querer enfrentarnos con los clubes», le ha echado en cara Saucedo al PP y Ciudadanos.

Carrera profesional sin justificar

El PSOE también ha destacado otra parte del informe de la viceinterventora en el que ésta advierte de que la partida de 2,5 millones de euros prevista en 2023 para la implantación de la carrera profesional de los funcionarios del Consell no está justificada. «No hay en el expediente una justificación del total del coste de esta implantación ni se justifica cómo se han obtenido las cifras económicas para el ejercicio 2023», indica el informe de la funcionaria responsable del control de las cuentas de la institución.

El portavoz socialista ha recordado que en el pasado mandato, cuando la izquierda aprobó la implantación de la carrera profesional» una semana antes de las elecciones, el PP se levantó y abandonó el pleno. «Nosotros no daremos el mismo espectáculo, pero ahora ustedes ponen una partida de 2,5 millones sin justificar y no es electoralismo», ha denunciado Torres.

Sin embargo, en ese pleno de mayo de 2019, el PP, que calificó la aprobación de la carrera profesional (sin ninguna partida para aplicarla ese mismo año) de «electoralista», votó en contra de la propuesta. La espantada de los populares se produjo posteriormente cuando el equipo de gobierno incorporó tres puntos de urgencia en el orden del día, cuya documentación se pasó al PP media hora después de iniciado el pleno. Fue ese el motivo, y no la aprobación de la carrera profesional, que originó la ‘huida’ de los populares del pleno.

Javier Torres, Vicent Marí y Mariano Juan, durante el pleno de esta mañana. Vicent Marí

Vicent Torres también ha tachado de «antisociales» las cuentas de 2023 del PP y Ciudadanos. «Se quejan del Govern balear. Reciben más dinero que nunca y en vez de destinarlo a las personas que más lo necesitan, lo gastan en alimentar su política clientelar», ha insistido Torres, que ha criticado que no se haya previsto «un escudo social». «Es el presupuesto más elevado [de la historia], pero también el más elevado en desvergüenza», ha recalcado.

El conseller de Hacienda le ha respondido que el presupuesto de 2023 destina 40 millones, «una tercera parte del total» a «un escudo social», aunque no lleve esta etiqueta como tal». «Nosotros respondemos con hechos, cuando lo que ustedes hacen es propaganda», ha dicho.

El portavoz de Unidas Podemos también ha criticado que el presupuesto más alto del Consell está «hinchado», que es precisamente la misma crítica, ha recordado, que el PP lanzaba cuando las cuentas de la izquierda superaban los 100 millones. Además, ha lamentado que en los cuatro años de mandato el equipo de gobierno no ha sido capaz de sacar adelante ni un proyecto nuevo, transformador.

El vicepresidente segundo, Javier Torres, ha destacado, en cambio, que, a diferencia de la izquierda, el gobierno de centro derecha ejecuta sus previsiones presupuestarias. «Eran inaceptables ejecuciones del 40%. Nosotros hemos superado el 100% de ejecución de los presupuestos sobre los créditos iniciales y, sumando las incorporaciones posteriores [remanente por ejemplo] se ha alcanzado el 80% [sobre los créditos definitivos]», ha resaltado el socio de gobierno del PP.

Compartir el artículo

stats