Día del Periodista 50% DTO. Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La jueza avala la concesión de 12 licencias de taxi en Ibiza

Desestima el recurso de una de las asociaciones minoritarias de Vila que alegaba defectos en la tramitación de la ampliación de la flota

Algunos taxis en la parada del puerto de Vila, en una imagen de archivo. JA RIERA

La jueza sustituta del Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Palma, Cristina Pancorbo, ha desestimado el recurso de la Asociación de Taxistas Profesionales de Vila, colectivo de profesionales del sector minoritario de la ciudad de Ibiza, contra el acuerdo del Ayuntamiento para ampliar la flota de taxis con 12 licencias. Se trata de un plan aprobado por el Consistorio para poner en circulación 36 taxis más en el municipio, aunque lo ha dividido en tres fases. Tras la concesión de las 12 primeras licencias, el Ayuntamiento ahora tramita la segunda tanda, con 13 más. Hay que tener en cuenta que, por diversas razones, hay dos licencias que en este momento no operan.

La Asociación de Taxistas profesionales de Vila defendía que el acuerdo era nulo de pleno derecho por defectos formales en su tramitación, como la ausencia de un informe del Consell de Ibiza. La sentencia señala, en contra de lo que sostienen los demandantes, que la ley de transportes de Balears de 2014 «no hace mención alguna a la exigencia de que el Consell deba emitir un informe ni que este órgano sustituya a la Comisión Delegada de Tráfico y Transportes». Además, indica que dicho informe tampoco es preceptivo porque el acto administrativo impugnado se circunscribe al municipio de Ibiza, aunque hay que tener en cuenta que todos los taxis prestan servicios interurbanos.

De hecho, la sentencia apunta que el estudio de demanda en el que se basa el incremento de la flota de taxis de Vila hace referencia al aumento de población de toda la isla. «Debe tenerse en cuenta dicho incremento a nivel insular porque a veces los taxis de Vila deben prestar su servicio fuera del municipio en cumplimiento de la orden insular de recogida de pasajeros», apunta, y agrega: «No se comparte por parte de esta juzgadora que exista una extralimitación por parte del Ayuntamiento a la hora de calcular las necesidades más allá del municipio... Todos los informes dejan claro cuál es la evolución del municipio de Ibiza y por qué motivo deben aumentarse las licencias de taxi».

Los taxistas también alegaban, entre otras cosas, la existencia de deficiencias en el estudio de demanda porque se basaba en datos de agosto, de «máxima actividad», y en las horas en las que se produce el cambio de turno o el almuerzo, cuando hay menos taxis circulando y en las paradas de Vila. Tampoco se contabilizan los servicios atendidos con GPS. La jueza responde que la necesidad de «acudir a taxis de otros municipios» evidencia «las carencias» de la flota de Vila.

Compartir el artículo

stats