Día del Periodista 50% DTO. Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El yate de lujo recuperado en Ibiza tras 113 días bajo el mar tardará 30 horas en llegar a Castellón

La pontona traída desde Chipre para sacar a flote los restos del ‘Aria SF’ llevó a cabo ayer la maniobra de izado

9

Finaliza el reflotamiento del yate de lujo hundido en Ibiza J.A. Riera

Tras permanecer 113 días sumergido frente a la costa de es Cap Martinet, el casco calcinado del ‘Aria SF’ ya está listo para ser enviado definitivamente a puerto, lejos ya del litoral pitiuso, después de que este megayate de 45 metros de eslora se incendiara por completo en Cala Saona y terminara hundido en Ibiza apenas unas jornadas después del inicio de la emergencia y todavía humeante.

Un remolcador contratado por la propiedad del yate se encargará de transportar los restos hasta el astillero naval de Vinarós (Castellón). Está previsto que, si el estado del mar lo permite, el traslado se inicie este juves y se prolongue durante aproximadamente treinta horas.

La recuperación del casco de este gran pecio ha precisado del uso de una pontona traída expresamente de Chipre para acometer los trabajos. La ‘Conquest MB1’, una embarcación de bandera holandesa y eslora de 136 metros, arribó al fin el viernes a aguas pitiusas, después de que el temporal impidiese su puntual llegada.

Las condiciones meteorológicas condicionan el traslado del pecio fuera de Ibiza

Las condiciones meteorológicas tampoco permitieron completar el domingo la extracción, que quedó de nuevo aplazada. Ahora, los restos del ‘Aria SF’ están ya a bordo de la pontona y enganchados al remolcador 'VB Hispania', informó ayer José Ramón Crespí, jefe de Salvamento en Balears, por lo que las operaciones de mayor complejidad logística parecen completadas.

Durante este tiempo, las tareas relativas al ‘Aria SF’ han corrido a cargo de Ardentia, la empresa escogida por el armador. La compañía relevó a Salvamento en la custodia presencial del casco, después de su aproximación a Ibiza, aunque los canales de comunicación permanecieron abiertos entre las autoridades responsables. Tras el hundimiento y las operaciones de limpieza del combustible del barco, el plan para recuperar el casco fue remitido a Capitanía Marítima, la autoridad competente que dio luz verde al plan que finalmente se ha llevado a cabo.

El yate se incendió el pasado agosto en Cala Saona, en Formentera. Vicent Marí

Queda pendiente el remolque a puerto para el tratamiento de los restos. Según señaló Crespí, la previsión es que el transporte no pueda comenzar hasta el viernes, puesto que el mal tiempo condiciona nuevamente la operación, señaló.

Emergencia medioambiental

Cabe recordar que el hundimiento del ‘Aria SF’ despertó la alarma entre los vecinos de la zona costera más próxima cuando empezaron a llegar a las playas restos carbonizados del barco, mientras que las irisaciones en la superficie del mar evidenciaban que se estaban produciendo fugas de combustibles. El malestar alcanzó a la esfera institucional y tanto el Consell de Ibiza como el Ayuntamiento de Santa Eulària, pidieron explicaciones por lo sucedido.

Estos acontecimientos forzaron la comparecencia del director insular del Gobierno en las islas, Enrique Sánchez, que defendió la gestión adoptada con la emergencia del ‘Aria SF’. Sánchez defendió que el humo del barco no se había extinguido porque los trabajos podrían adelantar su hundimiento, por lo que la estrategia consistió en esperar a a que el fuego se apagase naturalmente, mientras las llamas ayudaban a la evaporación del combustible, apuntó. Cuando se vio que el hundimiento era inminente, se optó por acercar el barco a la costa para que la menor profundidad facilitara los trabajos, alegó.

Compartir el artículo

stats