La Policía Nacional de Ibiza detuvo el pasado viernes a dos jóvenes, uno de 18 años y de nacionalidad española y otro menor de edad, por robar dos días consecutivos en la misma vivienda.

El jueves, los dos detenidos sustrajeron una hidrolimpiadora que su propietario guardaba en la azotea de su casa. Ese mismo día la víctima del robo interpuso una denuncia en la Comisaría.

Al día siguiente, el viernes, el hombre escuchó unos ruidos en su azotea y subió para comprobar de dónde procedían. Entonces vio a los dos ladrones que, según apunta la Policía, habrían regresado a la vivienda para seguir robando otros objetos que se guardaban en la azotea y, además, habían roto el cerramiento de la terraza para poder acceder al interior del inmueble.

El habitante de la casa llamó entonces al 091 para dar parte de la presencia de los dos sujetos en su terraza. En el domicilio se personó una patrulla policial que detuvo a los dos jóvenes y fueron puestos a disposición del juez y de la fiscalía de menores, acusados ambos de un delito de robo con fuerza.