El sindicato CCOO en el Ayuntamiento de Ibiza presentará un recurso contencioso administrativo por las deficiencias observadas durante la tramitación de la convocatoria para solicitar el teletrabajo.

En concreto, consideran que el Ayuntamiento ha ejercido "abuso" de silencio administrativo, "ninguneo" a los representantes y "falta de transparencia" y "discriminación" con el personal.

En un comunicado, desde CCOO han explicado que en abril se aprobaron las bases y la convocatoria del proceso relativo a la autorización para teletrabajar. En mayo, los delegados del sindicato ya presentaron un escrito solicitando la subsanación de varias deficiencias observadas en la convocatoria.

Entre ellas, reclamaron la creación de la Comisión Técnica de Seguimiento del Teletrabajo; que se realice la valoración de los puestos de trabajo susceptibles de ser prestados de manera no presencial y su publicación en la Intranet municipal o que se tenga en cuenta la obligación de incluir a los sindicatos en todo el proceso.

Según CCOO, no obtuvieron respuesta, ni se subsanaron las deficiencias.

Poca información

También han explicado que en agosto se cumplió el plazo máximo de tres meses para dictar y notificar la resolución, asegurando que el vencimiento sin haberse notificado tenía efectos desestimatorios de la solicitud.

Una vez transcurridos los plazos, el sindicato ha lamentado que tampoco se consiguió información sobre el proceso y no se tuvieron en cuenta las solicitudes de subsanación de las deficiencias observadas.

El sindicato ha explicado que posiblemente a algún trabajador sí se le ha permitido teletrabajar, por lo que han denunciado la "desigualdad" e "indignación" que crea entre el personal.

Por ello, CCOO ha reclamado conocer la relación de las solicitudes presentadas; la relación de solicitudes aprobadas y denegadas y los criterios seguidos para hacerlo y el estado del resto de solicitudes.