Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Present Ortiz asesora técnica docente de CONVIVÈXIT en las pitiüses
Entrevista Present Ortiz Asesora técnica docente de Convivèxit en las Pitiüses

Present Ortiz: «Los protocolos de acoso escolar se suelen resolver rápido y de forma favorable»

«Las cifras que se manejan de casos de intento de suicidio y de autolesiones entre alumnado de los centros educativos de Balears son alarmantes», asegura Present Ortiz, que trabaja desde el pasado mes de septiembre como Asesora Técnica Docente de Convivèxit en Ibiza y Formentera

Present Ortiz es asesora técnica docente de Convivèxit desde el pasado mes de septiembre. J.a.riera

Desde el pasado septiembre los centros educativos de Ibiza y Formentera tienen a su disposición a una Asesora Técnica Docente (ATD) de Convivèxit que les puede asesorar directamente desde las Pitiusas. Es Present Ortiz, que hasta el curso pasado estuvo trabajando en el CEIP Sant Jordi, donde fue maestra de Primaria, jefa de estudios y directora durante nueve años. Además, fue la presidenta durante cerca de cinco años de la Asociación de directores de centros de educación de Infantil y Primaria de Ibiza y Formentera. Ortiz se enfrenta al nuevo cargo con muchas ganas y entusiasmo. Considera «un regalo» y «una oportunidad» el hecho de poder trabajar en temas como la coeducación y la convivencia, en los que lleva formándose desde hace mucho tiempo.

Present Ortiz es asesora técnica docente de Convivèxit desde el pasado mes de septiembre. J.a.riera

Para todos aquellos que todavía desconocen su existencia, ¿qué es Convivèxit?

Su nombre completo es Institut per a la convivència i l’èxit escolar. Es un órgano consultivo que depende de la conselleria balear de Educación cuya finalidad es, como indica su nombre, mejorar la convivencia y el bienestar emocional en los centros educativos.

¿Cómo contribuyen desde Convivèxit a lograr estos objetivos?

Tenemos unas líneas de actuación que van encaminadas a asesorar y, sobre todo, a acompañar a los centros educativos y que éstos no se sientan solos, porque cada vez surgen más problemáticas y muchas veces no cuentan con las herramientas necesarias, o las tienen, pero necesitan una ayuda extra para llevar a cabo los protocolos o hacer frente a todas las casuísticas que llegan a las aulas. Abordamos temas como la mejora del bienestar emocional de toda la comunidad educativa y también asesoramos y acompañamos en la puesta en marcha de los diferentes protocolos de actuación que hay, por ejemplo, en caso de riesgo autolítico (intentos de suicidio y autolesiones), de acoso escolar, de alumnado trans o en caso de violencia de género. Además, ofrecemos muchos recursos para que los centros puedan trabajar temas como la prevención de conflictos y el fomento y la mejora de la convivencia en las clases porque si conseguimos aulas con un buen clima, donde se trabajen aspectos como reforzar la cohesión de grupo o crear comunidad, con el tiempo habrá muchos menos problemas graves, que son los que requieren protocolos. Tenemos una web que es bastante potente y que se va actualizando con un montón de actividades y materiales.

¿Este asesoramiento va dirigido solo a equipos directivos o también a profesorado y familias?

Es cierto que muchas veces son los equipos directivos o los de orientación los que se ponen en contacto con nosotros, o los coordinadores de convivencia y coeducación, pero el asesoramiento también lo ofrecemos al profesorado en general. Además, las familias que tengan dudas o requieran información sobre los protocolos pueden recurrir a nuestro acompañamiento.

Convivèxit se creó en 2008 en Mallorca y hasta ahora las otras islas no habían contado con técnicos que ofrecieran a los centros este asesoramiento de forma presencial. ¿Por qué la conselleria balear de Educación se ha decidido ahora a dar el paso de crear delegaciones en las Pitiusas y Menorca?

Era una reclamación histórica de Convivèxit y de la dirección general de Primera Infancia, Innovación y Comunidad Educativa. Contar con esta figura en todas las islas nos permite una mayor cercanía porque antes los centros de Ibiza, Formentera y Menorca solo podían acceder a Convivèxit por teléfono o por correo electrónico y ahora, aunque muchas veces siguen recurriendo a estas vías, también existe la posibilidad de que podamos visitar estos colegios e institutos si lo requieren.

¿Cuáles son las problemáticas y las casuísticas más habituales que atiende desde que en septiembre comenzó a trabajar como ATD?

Casi todos los asesoramientos que tengo que hacer son por protocolos de acoso escolar. También me llegan algunos de autolíticos, aunque en este caso, como tiene que establecerse un enlace entre Educación y Salud, es una persona de Mallorca la que se encarga de poner en marcha el protocolo. Yo lo que puedo hacer es seguimiento.

¿Las cifras de casos de bullying que maneja son preocupantes?

No. Aparte, en la mayoría de las ocasiones el protocolo va muy bien y en cinco días como máximo la situación suele remitir y se puede dar por cerrado el caso después de un primer encuentro con todas las personas afectadas. Las reuniones son con la presunta víctima, el presunto agresor o agresora, los familiares de las dos partes y, en ocasiones, con alumnado que puede ayudar a que la víctima no se sienta sola y, además, contar cómo se está viviendo la situación en el aula. Luego se tiene que hacer un seguimiento por parte de Convivèxit y del centro para evitar que el problema se vuelva a repetir, pero la mayoría de casos se cierra de forma positiva. Por eso es importante que al recibir una notificación, que normalmente llega de un profesor o de un familiar, se ponga en marcha el protocolo cuanto antes, para que el problema no vaya a más.

¿Ha tenido constancia en este tiempo de algún caso en que se haya optado por el cambio de centro para acabar con la situación de acoso escolar?

Se intenta evitar el cambio de centro y sobre todo en el caso de la víctima.

En noviembre del año pasado, Aina Mengual, directora de Convivèxit, aseguró que se había disparado el número de llamadas, sobre todo para iniciar protocolos por riesgo de intentos autolíticos. ¿Siguen creciendo este nuevo curso los casos de autolesiones e intentos de suicidio en las Pitiusas?

No te puedo decir datos concretos en el caso de las Pitiusas, pero las cifras que se manejan en Balears en general son alarmantes. No quiero hablar de números, pero la cantidad de protocolos abiertos por riesgo autolítico es bastante superior a la de los de acoso escolar.

Se dice que la pandemia tiene mucho que ver en esto.

Sí, es verdad que todo el mundo habla de que desde la pandemia el bienestar emocional se tiene que trabajar muchísimo más, porque muchos niños y adolescentes tienen problemas emocionales.

¿Cree que el protocolo establecido para estos casos en Balears es ágil?

Sí, creo que los protocolos que tenemos son bastante rápidos y efectivos. Pienso que en Balears podemos estar contentos, te lo digo como docente y como directora que he sido y ahora como ATD.

En el último congreso de la Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos de España (Fedadi), que se celebró en Ibiza, salió a relucir la necesidad de que en todos los centros educativos haya personal especializado para acompañar a los alumnos que se encuentran en esta situación y que no sean los propios docentes los que se tengan que hacer cargo. ¿En el caso de las Pitiusas cómo está la situación en este sentido?

Cada centro se tiene que organizar con los recursos que tiene para hacer esta labor de acompañamiento. Cuentan para ello con el asesoramiento de Salud y de Convivèxit. Se ha mejorado mucho, pero es verdad que los servicios de orientación cada vez tienen más trabajo y cuantos más recursos haya mejor.

En Convivèxit hay un área específica dedicada a diversidad sexual y de género. ¿Le han llegado casos relacionados con alumnado trans?

Sí, me han solicitado asesoramiento en dos o tres casos. En este supuesto, la iniciativa de poner en marcha el protocolo de acompañamiento al alumnado trans parte siempre de la familia. Cuando se activa, nuestro trabajo se centra, sobre todo, en facilitar el cambio de nombre en el sistema educativo de Balears y en ofrecer el asesoramiento que sea necesario a los centros. Así como el resto de protocolos se pueden abrir y cerrar, éste permanece abierto durante toda la escolarización obligatoria del alumno porque a lo mejor en Primaria no tiene ningún problema, pero puede que en Secundaria sí y ya no solo por eso sino también porque necesita que el centro educativo en el que estudia se adapte a sus circunstancias.

Estamos hablando mucho de protocolos, pero su trabajo no solo se limita a este aspecto.

En efecto. Lo de los protocolos es una parte muy pequeña de Convivèxit. Lo que busca esta entidad, como dije al principio, es, sobre todo, acompañar a los centros en temas como el bienestar emocional y la comunicación no violenta y asesorarles para que la convivencia en las aulas sea cada vez mejor. Me he dado cuenta en estos meses de que muchísimos centros están pidiendo asesoramiento a este respecto, se nota que hay mucha preocupación por mejorar la convivencia en las aulas y que se está trabajando intensamente en este sentido. De hecho, los equipos directivos y los docentes me piden más que vaya a los centros para ayudarles a trabajar en este tema que para asesorarles en protocolos. Creo que es algo superpositivo y que vamos por muy buen camino porque creo que los centros son cada más conscientes de que una buena convivencia en las aulas hace que todo vaya mucho mejor. Como ya dije, si trabajas el bienestar emocional del alumnado y el profesorado y haces que los grupos estén muy cohesionados y se sientan parte de una comunidad los problemas graves de convivencia serán cada vez menos. Por cierto, este año hemos puesto en marcha la primera red balear de escuelas para la convivencia, de la que forman parte, de momento, 21 centros, entre ellos, cinco de las Pitiusas. Se trata de un espacio virtual para facilitar contactos, intercambiar información y compartir experiencias que permitan mejorar la convivencia. Tenemos encuentros online trimestralmente.

¿Qué ofrece Convivèxit a los centros en materia de igualdad y coeducación?

Ahora mismo lo que estamos haciendo, sobre todo, es prestar ayuda a los centros que quieren revisar los planes de igualdad y coeducación que pusieron en marcha hace dos cursos con la idea de mejorarlos y que se adapten a su realidad y sus necesidades. Nosotros, entre otras cosas, les asesoramos en aspectos como el lenguaje inclusivo, les proponemos acciones para trabajar todo lo que tiene que ver con la educación equitativa entre hombre y mujer, y les ayudamos para que puedan llevar a cabo acciones para celebrar, por ejemplo, el 25N.

Parece que los centros educativos pitiusos están cada vez más concienciados e implicados en este sentido, a juzgar por todos los que se han sumado en Ibiza y Formentera a la celebración del 25N.

Sí. Los centros están trabajando cada vez más en este tema. Anualmente hacemos una convocatoria de ayudas dirigida a los centros que quieren llevar a cabo actividades para conmemorar el 25N (Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres) y el 8M (Día Internacional de la Mujer). Es una iniciativa subvencionada por el Pacto de Estado a través del Institut Balear de la Dona y Convivèxit. En la convocatoria de este año han participado 158 centros de Balears, de los que 18 son de Ibiza y dos de Formentera. Son datos muy positivos.

«Hacía falta un protocolo específico para las violencias machistas»

Present Ortiz habla de las ventajas de este nuevo protocolo presentado por el Govern. Hace unos días la conselleria balear de Educación presentó oficialmente el protocolo de prevención, detección y actuación frente a las violencias machistas en los centros educativos no universitarios de titularidad pública de las Balears. Se pone en marcha ahora, como explica la Asesora Técnica Docente (ATD) de Convivèxit en Ibiza y Formentera, Present Ortiz.

¿Qué casuísticas se contemplan en este nuevo protocolo?

El protocolo se ha concebido para atender diferentes supuestos: Violencias machistas en las relaciones entre adolescentes o entre una alumna y un docente o un miembro del personal no docente; alumnado que proviene de contextos familiares en los que se producen violencias machistas; mutilación genital femenina; explotación sexual de niños y adolescentes, y matrimonios forzados.

¿Qué protocolo se aplicaba hasta ahora en los centros educativos en caso de violencia machista?

Se aplicaba el protocolo de actuación para casos de acoso escolar.

¿Qué mejoras conlleva para los centros educativos el poder contar con un protocolo específico para esta problemática?

Pienso que este protocolo hacía falta, sobre todo, porque contempla unas medidas de vigilancia, protección y apoyo a la persona que ha sido presuntamente agredida. Según la casuística, se pondrán a disposición de los colegios e institutos unos materiales con los que trabajar y se derivará el caso a un servicio u otro. Para los centros educativos, contar con este protocolo específico les permite saber bien cómo hacer frente a esta problemática, y sobre todo, poder disponer de unos materiales y recursos externos específicos.

Compartir el artículo

stats