Vecinos y comerciantes de la calle Vicente Serra de Ibiza, a la altura del número 9, denuncian el continuo vertido de aguas fecales procedentes de las alcantarillas. Como se puede apreciar en el vídeo que acompaña a la información, las tapas no pueden contener el caudal del agua residual y se desbordan derramando heces y todo tipo de residuos, lo que provoca fuertes olores y un problema de salubridad.

Los comerciantes de este tramos de la calle se ven obligados a fregar la acera cada día, denuncian, lo que además provoca molestias a los viandantes.

Desde el Ayuntamiento de Ibiza explican que este problema se produce por "una avería privada, de una fosa séptica. Han pedido licencia que todavía no tienen", añaden con respecto a los responsables de este depósito no conectado a la red.

"Ahora, todas las actuaciones de este tipo tienen que llevar informe arqueológico del Consell", advierten desde el Consistorio en cuanto a las futuras obras. "Tienen que presentar la documentación requerida para realizarla y solucionar" los vertidos, añaden.

Los vecinos y comerciantes afectados explican: "Llevamos meses con el alcantarillado bloqueado y desprendiendo olores insoportables que, además, inundan la calle con agua sucia y heces". Y añaden que esta situación "se está volviendo insostenible y perjudica a varios comercios" porque "ni es apetecible ni saludable pasear por la zona y, mucho menos, pararse en cualquier bar o negocio" con los vertidos de fecales.

"Hemos intentado contactar con el alcalde [Rafa Ruiz] pero no hemos recibido ninguna respuesta por su parte y vemos cómo existe la preocupación por arreglar algunas calles y la despreocupación y olvido por hacer lo mismo en otras", concluyen.