Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

crisis de gobierno en sant antoni u la ruptura del tripartito

Crisis en Sant Antoni: «Una persona que hace más oposición que gestión debe estar allí y no en el gobierno»

Marcos Serra destituye a Joan Torres como primer teniente de alcalde y el PP gobernará en solitario tras el anuncio de renuncia del concejal por Ciudadanos, José Ramón Martín

19

Galería de imágenes del pleno de Sant Antoni donde se ha roto el tripartito J.A.Riera

El alcalde de Sant Antoni, Marcos Serra, destituyó ayer al primer teniente de alcalde, Joan Torres, concejal por el Pi, lo que implica la ruptura del pacto de gobierno en el municipio que integraban PP, el Pi y Ciudadanos. La destitución de Torres se produce después de que votase en contra de los presupuestos municipales el martes, lo que supuso el rechazo del plenario a las cuentas para el ejercicio 2023.

La destitución se hizo efectiva a través de un decreto de alcaldía por el que se releva a Torres de todas sus funciones como concejal del equipo de gobierno y primer teniente de alcalde, lo que implica también el relevo del cargo de confianza nombrado por él, Lucía Ribas, coordinadora del área de Obras Públicas, Movilidad, Comercio y Plan Estratégico.

Marcos Serra pasa a hacerse cargo de las áreas del ya exteniente de alcalde, que dirigía Obras Públicas, Movilidad, Transportes, Comercio y Plan Estratégico, a expensas de una posterior remodelación del equipo de gobierno para los seis meses de mandato que quedan hasta las elecciones municipales de mayo, en los que el PP gobernará en solitario, después de la renuncia de José Ramón Martín, de Ciudadanos.

El alcalde valoró la actuación de Joan Torres como una «falta de lealtad y de responsabilidad hacia el pacto de gobierno y los vecinos de Sant Antoni» al bloquear los presupuestos para el próximo ejercicio. «Una persona que está más dispuesta a hacer oposición que a gestionar quizás deba estar allí en vez de en el equipo de gobierno», reflexionó.

Torres atiende a los medios antes de la rueda de prensa. |

Serra recordó que Torres ya se había desmarcado anteriormente del equipo de gobierno votando en contra de una modificación puntual o de la reestructuración del departamento de Urbanismo, hechos que dijo que se pasaron por alto para mantener la estabilidad del equipo de gobierno, «pero en este caso se trata de algo mucho más grave», matizó.

Aseguró que el presupuesto fue consensuado con todos los grupos del pacto de gobierno mediante las sugerencias que se podían trasladar directamente a la concejala de Economía y Hacienda, aunque no se llevaron a cabo reuniones presenciales.

Presupuestos en el aire

En cuanto a los presupuestos de 2023, el alcalde aseguró que se intentará alcanzar un acuerdo con los partidos de la oposición para sacarlos adelante y no tener que prorrogar los de este año. También subrayó la importancia de alcanzar este consenso, dado que si no se aprobaran no podrían ponerse en marcha las inversiones previstas y decaerían todos los convenios con las entidades sociales, culturales y deportivas o la subida de sueldo a los funcionarios y la creación de nuevas plazas.

Es por ello que criticó la actitud de la oposición, que no accedió el martes a abstenerse en los presupuestos como había hecho en ejercicios anteriores y pidió responsabilidad en la negociación para poder alcanzar un acuerdo antes de final de año.

Falta de consenso

Torres, por su parte, acusó al alcalde de «no querer en ningún momento pactar los presupuestos» y apuntó que había solicitado en reiteradas ocasiones una reunión con los socios de gobierno para abordar las cuentas de 2023.

«Una cosa es que como concejales podamos hacer nuestras peticiones a la concejala de Economía y Hacienda y otra es poder hablar dentro del tripartito de la dirección que tienen las inversiones o de las partidas de los diferentes departamentos, porque el dinero no lo es todo», valoró.

Desde su punto de vista, «el PP se pensó desde un primer momento que gobernaba en mayoría absoluta» porque «esto de pactar y dialogar no está en su ADN».

Torres insistió en que es necesario que salgan adelante unos nuevos presupuestos «lo antes posible» y aseguró que su partido estará dispuesto a negociar desde la oposición, «pero evidentemente ya no serán estos presupuestos, deberán tener otras líneas». Mostró, entre otros aspectos, su oposición a la subida de la partida destinada a la concejalía de Fiestas, «que quizás deberá ir a otro departamento».

A través de una nota de prensa, el presidente del Pi-Proposta per les Illes, Tolo Gili, aseguró que no entiende cómo se puede destituir a alguien sin una reunión previa para intentar solucionar la situación. «No se ha destituido a Joan Torres, sino al Pi como partido. Entendemos que, al menos, se tendría que haber hecho un trabajo entre partidos para encontrar una solución antes de llegar a romper un pacto de gobierno» explicó Gili.

Compartir el artículo

stats